En las últimas horas, el partido de Azul salió de la zona de “alarma epidemiológica y sanitaria”, y pasó a estar entre los distritos de “alto riesgo epidemiológico sanitario”, según el mapa epidemiológico diseñado por el Ministerio de Salud de la Nación. Esto podría implicar la vuelta del distrito a fase 3.

La nueva categorización de “alto riesgo” depositaría a Azul en la fase 3 dentro del esquema del gobierno provincial, lo que permitirá el regreso de la presencialidad en las escuelas. Esta nueva condición es compartida con los 40 municipios del Área Metropolitana de Buenos Aires y los departamentos de 9 de Julio, Balcarce, Bragado, Chacabuco, Chascomús, Chivilcoy, Coronel de Marina L. Rosales, Coronel Suárez, General Alvarado, Junín, La Costa, Lincoln, Lobos, Mercedes, Necochea, Pehuajó, Pergamino, San Nicolás, San Pedro, Tandil, Trenque Lauquen y Tres Arroyos.

En los últimos días hubo una fuerte baja de casos en Azul: a comienzo de mes, el partido tenía 652 casos activos y en las últimas 24 horas ese número descendió a 341, al igual que el número diario de positivos.

Otro indicio es la flexibilización que hubo durante el fin de semana largo para el funcionamiento de los bares y restaurantes: si bien no hubo anuncio oficial, desde el municipio autorizaron la apertura hasta las 23.

Aunque aún no se confirmó si el gobierno bonaerense anunciará cambio de fases entre este lunes o el martes, desde la provincia siempre han argumentado que se siguen los parámetros de Nación, para evaluar a casa municipio, por lo que aparece como muy probable que desde el gobierno bonaerense esta medida se efectivice.

Un posible avance a Fase 3, no solo implicaría el retorno de las clases presenciales en las escuelas, sino que permitiría la apertura y flexibilización de varios rubros comerciales, cuyo funcionamiento se ve seriamente afectado en la actual Fase 2.