Eduardo José Magri fue enviado a prisión domiciliaria hace pocos días y lo detuvieron tras asaltar una casa en el conurbano bonaerense


Uno de los cinco delincuentes que asaltó una vivienda en Ituzaingó y tomó rehenes había sido enviado a prisión domiciliaria el último 8 de abril del penal de Azul por ser paciente de riesgo durante la pandemia de coronavirus.

Eduardo José Magri, un joven de 28 años que estaba detenido la Unidad Penitenciaria Nº7 de esta ciudad, fue liberado hace poco más de un mes ya que tiene tuberculosis y es población de riesgo ante el avance del COVID-19.

El detenido, que había sido condenado a 6 años y 8 meses por robo, debía quedar libre  el 25 de noviembre de este año. Junto a otros cuatro ladrones, Magri rompió a mazazos la puerta de una vivienda en Ituzaingó, tomaron re henes y al menos tres fueron detenidos luego de una persecución y un tiroteo en el sur del conurbano bonaerense.




Comentarios