Ocurrió en una casa ubicada en Alberdi y Gral Paz. Se disparó con un arma y fue llevado de urgencia a la institución médica.


En la madrugada del lunes, un joven de 23 años intentó quitarse la vida de un disparo y debió ser llevado de urgencia al Hospital Pintos con riesgo de vida.

El lamentable episodio ocurrió en una vivienda ubicada sobre la calle Alberdi, entre General Paz y General Rivas. Según fuentes policiales, el joven estaba atravesando una separación de su pareja y eso habría motivado el intento de suicidio.

Cuando la ambulancia llegó hasta el lugar, cerca de las 2 de la mañana, los paramédicos detectaron que el joven tenía un orificio de bala de arma de fuego y que la munición estaba en el cráneo.

Hasta el momento, la policía logró determinar que el disparo fue realizado con un revólver calibre 22 y que el joven apretó el gatillo cuando estaba solo en su habitación.




Comentarios