Desde el pasado jueves volvieron a abrir sus puertas para el tradicional "café con amigos".


Como dice el tango, “la mesa de un café el punto de reunión…” algo que sucede en cualquier lugar del mundo y Arroyito no es la excepción. Este fin de semana los bares y cafés reabrieron sus puertas para que sus clientes tengan ese lugar de encuentro tan especial que va, desde leer el diario hasta debatir cuestiones sociales, deportivas y de actualidad.

Sonia Almada propietaria del Shop La Cima nos pinta un panorama de lo que fue el regreso “pudimos retomar con los cuidados necesarios, con los protocolos a nivel municipal que se nos han dado, y bueno esperando nuevamente a nuestros clientes. De todas maneras en estos primeros días está tranqui” haciendo referencia a la demanda o que la concurrencia fue creciendo de a poco durante el fin de semana.

Volvieron a abrir los Bares en Arroyito, La Cima Shop fue uno de ellos.

El día jueves el CEA habilitó a los bares para que retomen la rutina que venían teniendo antes de que se decretara el aislamiento obligatorio, social y preventivo por parte del gobierno nacional.

Suponíamos que la concurrencia de nuestros clientes en estos días iba a ser tranquila, hay gente que se resguarda que esta en los grupos de riesgo y bueno nosotros cumplimos con todos los lineamientos, cuidarlos para que puedan volver” remarcaba la propietaria del Shop La Cima que destacó que los clientes fijos no fallaron y se adaptaron a los pedidos de bioseguridad desde el comienzo de esta cuarentena donde les tocó tomarse un “cafecito” afuera del local.

Volvieron a abrir los Bares en Arroyito, La Cima Shop fue uno de ellos.

Otro gran tema para tener en cuenta es el de las obligaciones que los propietarios de estos lugares debieron seguir cumpliendo más allá de que lo locales no abrieran sus puertas, Sonia decía “puedo hablar por mi caso y decir que tanto desde la municipalidad como desde la Cespal se nos han dado los tiempos para que uno pueda abonar a su manera”.

Lo importante es que pudimos volver abrir, hay muchas cosas con las que no se ha podido cumplir por que los gastos fijos están y bueno de alguna manera hay que pagarlos; yo tuve la ayuda del ANSES para poder cumplir con las empleadas y que para mí fue una gran ayuda” y con el local en funcionamiento ella asegura que empezará a ponerse “al día” con impuestos y demás cuestiones.

Volvieron a abrir los Bares en Arroyito, La Cima Shop fue uno de ellos.

La vuelta al trabajo fue “tranquila” en cuanto a la demanda y la afluencia de clientes de este fin de semana, pensando en el futuro inmediato Sonia era clara en su respuesta “va a costar volver a tomar el ritmo habitual, por suerte aquí en Arroyito hay gente que nunca paro de trabajar pero otros sí”.

Hay mucha gente que es de riesgo que elige quedarse en su casa pero bueno de a poco se ira normalizando, lo importante es que podamos trabajar” sabiendo que la situación y la pandemia seguirán influyendo un tiempo más en el rubro.




Comentarios