El avión de Aerolíneas Argentinas que trajo desde la Federación Rusa la segunda tanda de 300 mil dosis de vacunas Sputnik V, arribó este sábado por la mañana a la Argentina luego de más de 16 horas de vuelo.

El Airbus 330-200, matrícula LV-GHQ, con la denominación ARG1601, tocó pista en el aeropuerto Internacional de Ezeiza a las 10.48, tras haber partido de Moscú ayer a las o,20 (hora local) 18,20 de Argentina.

El avión fue recibido allí por el presidente de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani, y la presidenta de Correo Argentino, Vanesa Piesciorovski.

La logística será similar al primer cargamento que llegó al país. La empresa Andreani será la encargada de llevar cada uno de los cargamentos con la temperatura adecuada a cada una de las locaciones donde se colocarán las vacunas.

Con esta cantidad de dosis el gobierno de Alberto Fernández podrá colocar la segunda dosis correspondiente al personas que se vacunó en primera instancia. De esta manera serán alrededor de 300.000 personas las que ya contarán con una protección ante el coronavirus.

Todavía no se ha confirmado que la vacuna “rusa” sea efectiva contra la variante británica del virus. Este sábado detectaron una persona con la nueva variante del coronavirus en Argentina. Se trata de un viajero que estuvo en Reino Unido y que contrajo la enfermedad.

En rueda de prensa en el aeropuerto Ministro Pistarini, Ceriani resaltó que “la operación fue un éxito” y agradeció al presidente Alberto Fernández “por haber elegido a Aerolíneas”.

“Trajimos la misma cantidad de vacunas, fue un vuelo idéntico al anterior”, contó Ceriani en relación al que trajo las primeras dosis, el 24 de diciembre, y explicó que “se conservaron en thermobox, armados en Rusia a menos de 18 grados y con 60 horas de autonomía, que irán a depósito para ser distribuidas en todo el país”.

Este fue el segundo viaje de la compañía de bandera a Moscú Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes Orlando Pelichotti | Los Andes

“Se está trabajando día a día para los próximos vuelos e iremos dando información”, completó Ceriani.

Piesciorovski informó que “mañana se estarán retirando las conservadoras y entre el domingo a la noche y hasta el martes a primera hora se estarán repartiendo las dosis”.

“Somos el correo de bandera y a los argentinos les llegará la vacuna de parte de Correo Argentino”, señaló la presidenta de la empresa y agregó que “para las primeras 300.000 dosis Andreani donó el servicio y lo agradecemos, pero somos el Estado y a todos lados tenemos que llegar nosotros”.

La travesía estuvo a cargo de 10 tripulantes, entre pilotos y copilotos, que se fueron alternando al comando de la aeronave en forma simultánea, compuestas por comandante y copiloto, cuatro en funciones y una de refuerzo, a los que se sumaron despachantes, técnicos y personal de carga, para llegar al total de 20 personas a bordo.

La carga de la vacuna Sputnik V, con un peso de ocho toneladas, fue transportaba en la bodega del Airbus, embalada en contenedores denominados “Thermobox” fabricados por la empresa DHL, que mantienen la refrigeración durante el tiempo suficiente para completar el vuelo sin escalas entre Moscú y Buenos Aires, así como también en la descarga y primera etapa de distribución.

Este fue el segundo viaje de la compañía de bandera a Moscú para transportar vacunas, dado que las primeras 300.000 dosis ya fueron aplicadas en su mayoría en todo el país.

En esta primera instancia de la campaña de vacunación, la población objetivo es el personal de salud entre 18 y 59 años que se desempeña en unidades de terapia intensiva y en laboratorios de microbiología de instituciones ubicadas en los grandes aglomerados urbanos.

Las jurisdicciones que completaron este grupo pueden ampliarla al resto del equipo de salud.