El volcán de ‘Cumbre Vieja’, en El Paso (La Palma, una de las Islas Canarias), hizo erupción el domingo 19 de septiembre y hasta el momento destruyó más de 390 edificaciones a lo largo de 180 hectáreas. En las últimas horas de este viernes, se abrieron dos nuevas bocas eruptivas, que expulsan “ríos de lava” que se extienden hacia la costa.

La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias informó que sigue vigente el nivel 2 de emergencia (semáforo rojo) con la actividad concentrada principalmente en cinco bocas activas, la última de las cuales se abrió este viernes a las 15:30 (hora local).

El Instituto Volcanológico (Involcan) informó que al menos debieron evacuarse entre 300 y 400 personas más al producirse nuevas explosiones. El organismo precisó que la lava se extiende durante aproximadamente un kilómetro antes de frenar y seguir avanzando a una velocidad de aproximadamente 60 a 80 metros por hora.

//Mirá también: Las impactantes imágenes de la erupción del volcán Cumbre Vieja en las Islas Canarias

Luego de cinco días de actividad, la situación en la isla parece agravarse dado que Involcan advirtió que “debido a una intensificación del fenómeno explosivo y un aumento en la inestabilidad del edificio volcánico, los materiales emitidos pueden alcanzar una mayor distancia y producirse fenómenos como llegadas de cenizas y material volcánico de alta temperatura”. El organismo agregó que se podrán sentir en la zona “vibraciones y detonaciones”.

Según el seguimiento por satélite del programa Copérnicus de la Unión Europea, la lava también avanzó sobre 14 kilómetros de ruta. La misma ya cubre 14 hectáreas más que hace 11 horas, mientras que las edificaciones arrasadas a su paso también han crecido en 40 en relación al miércoles, 22 de septiembre.

María José Blanco, directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, comentó que el volcán mantiene los fenómenos explosivos, una velocidad estable en las deformaciones y una sismicidad de bajo nivel, indicando que una colada de lava se detuvo mientras que otra avanza muy lento, con un ritmo de cuatro metros por hora.

Una casa permanece intacta mientras la lava fluye a su alrededor . (AP)

Agregó que el frente de lava tiene unos 500 metros y en algunos tramos, una altura de 12 metros, y la columna de gases del volcán alcanza picos máximos de 4.500 metros de altitud.

El Centro Nacional de Seguimiento y Coordinación de Emergencias (CENEM) coordina el programa Copérnicus, con dispositivos para la monitoreo y seguimiento de las redes nacionales de alerta, situaciones potenciales de riesgo, incidentes y emergencias del ámbito de la naturaleza.

Anuncios presidenciales

Durante una visita a La Palma, el presidente español Pedro Sánchez aseguró que “esta situación excepcional exige de medidas excepcionales”. “El Gobierno ya está trabajando junto con el Cabildo de La Palma y el Gobierno de Canarias en un plan especial para la reconstrucción de La Palma”, aseguró.

“Se va constituir una comisión mixta en la que van a estar presentes las tres administraciones, y el plan contemplará dos paquetes de medidas”, explicó en un video difundido a través de su cuenta de Twitter.

Desde el punto de vista temporal, medidas rápidas e inmediatas para los palmeros y las palmeras para paliar los daños que sufren en el día a día, sobre todo aquellos que vecinos y vecinas que han perdido todo y también medidas de futuro para dar certidumbre a los palmeros y palmeras sobre su futuro”, explicó.

Además, Sánchez señaló que “el próximo martes el Consejo de Ministros aprobará que se califique como zona catastrófica a la Isla de La Palma”.

Entre las disposiciones para combatir la emergencia volcánica en la isla, la cadena de noticias pública española RTVE, detalló que se incluirán medidas urbanísticas y de dotación efectiva de recursos para los trabajos de reconstrucción, medidas para dar una “solución definitiva y personalizada a todas aquellas personas que hayan perdido su vivienda habitual”, así como planes para recuperar la movilidad de la isla, las infraestructuras agrarias y el transporte y distribución de energía eléctrica.

Agentes de policía y trabajadores municipales miran como fluye la lava de la erupción de un volcán. (AP)
Volcán destruye viviendas en La Palma. (DPA)
Cobertura periodística de la erupción de volcán en una pequeña isla española en el Océano Atlántico. (AP)