En medio de la crisis económica y una segunda ola de contagios de coronavirus, ciudadanos de Venezuela crearon aplicaciones móviles para asistir a quienes necesiten ayuda contra la enfermedad. Ofrecen datos de hospitales, catálogos de bioseguridad para negocios o un directorio para buscar medicamentos y oxígeno.

//Mirá también: Venezuela repatrió casi 100 niños cuyos padres murieron víctimas del coronavirus en otro país

A ocho años de recesión que incluye el colapso de servicios públicos, como el internet, desde programadores hasta estudiantes se ingeniaron una idea para hacerle frente a la pandemia por su cuenta.

Docti.App

Wilmer Toyo, de Anzoátegui, un estado a cuatro horas de Caracas, creó Docti.App, que indica la ubicación de farmacias, consigue traslados de emergencias y lugares de alquiler de tubos de oxígeno. “Esa información está súper dispersa”, y por eso la centralizó “en una sola app”, cuenta el programador web.

A pesar de que, según Speedtest, Venezuela se encuentra en el puesto número 139 de los 176 países con peor banda ancha, han mejorado mucho en el mercado de smartphones. En 2019 la Comisión Nacional de Telecomunicaciones registró 14,4 millones personas con celulares inteligentes. Docti.App está disponible en esos teléfonos y ofrece su servicio, por ahora, en cuatro estados, con objetivos de llegar a todo el país en el futuro.

Un hombre descarga cilindros de oxígeno en el Hospital José Gregorio Hernández, en Caracas, a comienzos de mayo. Foto: EFE 2 de 5 Foto: AFP

“En momentos de emergencia uno lo que quiere es resolver rápido. La app es genial porque te ahorras tiempo”, cuenta María Ramos, que tuvo que buscar medicamentos y tubos de oxígeno para su madre en abril. “Pinchas las farmacias, por ejemplo, y te manda a la función de llamada y ya”.

En Venezuela la recarga del tubo de oxígeno cuesta 30 dólares, que equivale a nueve ingresos mínimos, y para adquirirlo se forman largas filas.

Toyo, de 30 años, explicó que los apagones que ocurren en Anzoátegui complicaron la fabricación de la app, ya que el internet es inestable y más sin luz. Ademas, trabaja junto a otros creadores y con las actualizaciones de usuarios sin financiamiento.

Javenda

José Miguel Avendaño creó Javenda, una app que facilita la llegada a Google Maps y marca con puntos rojos los hospitales más cercanos. Al seleccionarlo, muestra la ruta más eficiente y rápida.

Según las datos que otorga el presidente Nicolás Maduro, Venezuela solo ha sufrido 220.000 contagios y 2.500 muertes, pero Human Rights Watch afirma que el número probablemente es mucho más alto.

Debido a esa situación, Avendaño, de 46 años, recolectó información privada de 1.020 centros de salud y las agregó a un mapa. El especialista en ciencia de datos creó la app en tres días.

Una manifestación en Caracas, este viernes, para exigirle al gobierno más vacunas contra el coronavirus. Foto: EFEFoto: AFP

//Mirá también: Venezuela: aumentan el salario mínimo un 300%, aunque no alcanza ni siquiera para un kilo de carne

“¿Por qué nosotros no podemos colaborar en una iniciativa como esa? Pienso que es una buena forma de contrarrestar el avance del covid-19”, asegura.

Nezha

Rebeca Paredes y Wanda Tremont, ambas de 16 años, desarrollaron Nezha, un prototipo de app sobre medidas de bioseguridad y seguridad industrial. Fue pensada “para ver la seguridad que tienen los establecimientos, qué medidas y qué normas ellos están respetando: qué permisos tienen, cuál es su capacidad de aforo, sus dimensiones de espacio, salidas de emergencia”, explica Paredes.

“A veces uno sale y el que te vende tiene el tapabocas por la barbilla. Son cosas que uno piensa: ¿sería realmente seguro comprar en este lugar?”, se pregunta Rebeca.

Mientras que las jóvenes buscan financiamiento externo y alianzas estatales para poder agregar su app a PlayStore, aún tienen problemas con la conexión.