Internet, las redes sociales y la globalización tecnológica muchas veces consigue hacer cosas maravillosas para el bienestar de las personas. Es cuando la comunicación logra cosas positivas.

Tomas Blanch, un auténtico youtuberCaracolTV

Esto ocurrió entre los usuarios de Youtube, cuando con gran solidaridad, se pusieron de acuerdo para cumplir con los deseos de un niño de tan solo 11 años con una enfermedad degenerativa que quería ser famoso.

Los medios locales se hicieron eco de su caso y viralizaron su historia. Tomás Blanch es un joven de Chile que soñaba con ser un youtuber famoso. Por ello, en enero de 2021 abrió un nuevo canal en el que sube vídeos cortos contando anécdotas o hablando de su vida cotidiana, vídeos que graba desde el salón de su casa mientras su familia se pasea por el fondo haciendo sus tareas.

Pero la historia de este pequeño conmovió tanto a las redes que consiguió en un tiempo récord cumplir su sueño. En poco más de tres meses, Blanch ya acumula 5,06 millones de suscriptores, por lo que se puede decir que ya es todo un youtuber famoso con más alcance que muchos que llevan mucho tiempo.

El niño chileno publicó un vídeo dando las gracias, pues no creía lo que le estaba pasando. Pero, además, se preocupa por sus seguidores, pues con unas tiernas intenciones les pidió que no cayeran en las estafas de la “gente mala” y no dieran su dinero por internet: “¡Son importantes para mí!”.