A través de una videoconferencia desde la Residencia de Olivos, el presidente Alberto Fernández presentó los primeros cinco de los 19 nuevos Centros Modulares Sanitarios que se están construyendo en ciudades turísticas, en esta línea sostuvo que “no puede haber diferencias ideológicas” en cuestiones de salud pública ya que “se trata de mejorar la vida de los argentinos” y no se puede “postergar a nadie porque piense distinto”.

Aseguró que “aún en años electorales debemos trabajar juntos porque la salud, el hambre y la inseguridad no esperan”. Los centros que hace mención se encuentran en Villa Gesell, Mar del Plata y San Bernardo (Buenos Aires), Colón (Entre Ríos) y Mina Clavero (Córdoba). “Hubo quienes pensaron que era mejor no invertir en salud y dejarla en manos privadas, desamparando a millones de argentinos que la necesitaban y lo importante es que, de un año hasta hoy, comenzamos a reparar eso y los argentinos entendieron de una vez y para siempre la importancia de la salud pública”, remarcó el Presidente.

Fernández estuvo acompañado en la residencia de Olivos por el ministro de Salud, Ginés González García, pero en la videoconferencia estuvieron conectados tambien: el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, en San Bernardo, y con el secretario de Obras Públicas, Martín Gillen, y el intendente Claudio Manzanelli en Mina Clavero. Además participaron el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens; el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet; el intendente de Colón, José Walser; su par de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, y el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, en Villa Gesell junto al jefe comunal Gustavo Barrera.

En su discurso señaló que “es necesario poner de pie al país y para eso hacen falta absolutamente todos y cada uno debe asumir el rol que lo corresponde y cumplir la tarea que le toca, ya sea desde el gobierno nacional, provincial o municipal”. En cuanto a los centros, estos pasarán a formar parte de la red sanitaria federal y se dedicarán a la atención de emergencias y cuidados primarios para pacientes que presenten síntomas de coronavirus. En pospandemia, estos lugares quedarán como capacidad instalada para la atención médica en cada localidad.

Los 19 centros, que implican una inversión de $2.855 millones, fueron construidos para ampliar el sistema de salud en aquellas ciudades de mayor importancia para el desarrollo productivo y económico de 11 provincias. En su construcción y puesta en marcha intervienen las carteras de Obras Públicas, de Turismo y Deportes, y de Salud, en articulación con los gobiernos provinciales y municipales.

Cada unidad posee una extensión de 655 m2 en un solo nivel y, al igual que los Hospitales Modulares de Emergencia, se construyeron con módulos habitacionales prefabricados. Cuentan con nueve camas, sala de recepción, admisión e informes, sala de espera, box de testeo y de monitoreo; equipamiento, shockroom, área de aislamiento, laboratorio, procesamiento de datos, servicios sanitarios y complementarios.

Con información de Télam.