Es infinita la cantidad de niños actores que alcanzan su pico de fama a una temprana edad y luego quedan en el olvido. Angus Jones fue uno de ellos, que luego de ser el adolescente mejor pago del mundo al interpretar a Jake en Two And A Hal Men, desapareció del ojo público.

//Mirá también: “Mi pobre angelito”: Macaulay Culkin actuará en la nueva versión y cobrará una fortuna

Two And A Half Men fue una de las series más exitosas de la historia, con más de 15 millones de espectadores. Charlie Sheen y Jon Cryer le daban luz a dos hermanos, un padre divorciado que gustaba seguir las reglas y un tío que vivía desfachatadamente. Jones interpretaba a Jake Harper, el niño que tomaba interés por la vida de su tío.

Septiembre de 2003 fue el mes en que Jones debutó en la serie con solo nueve años. De un día para otro debió dejar atrás su vida privada. El niño contaba, en ese entonces, que no podía salir a la calle ni pasear con sus padres sin ser seguido por sus fanáticos.

Pero esa no había sido su primera aparición en la pantalla. Había actuado en películas como Simpático, a los seis años, y series como See Spot Run, ER y The Rookie, pero como personajes recurrentes o extras. Al llegar la oportunidad de Two and A Half Men, así como aumentó su fama, empeoró su estado emocional.

Angus T. Jones llegó a ganar $350 mil dólares por episodio en "Two and a Half Men".

Sus primeros pasos

Angus Jones nació en Austin, Texas, Estados Unidos el 8 de octubre de 1993. Fue a una escuela cristiana por poco tiempo, porque a los cinco años se mudó a Los Ángeles, donde su familia lo llevó a diversos castings.

A pesar de que él nunca quiso ser actor, su mamá Carey Lynn Claypol estaba convencida de que tenía un hijo artista prodigio. Es que Jones imitaba las escenas que veía en la televisión y se aprendía los diálogos de memoria.

Al quedar en su primer comercial, la alegría de Calypol fue inmensa, pero ese sería el principio de una batalla emocional para Angus. En 2001, el director y productor David Arquette lo seleccionó para See Spot Run y luego llegó a Two And A Half Men.

DE A TRES. La serie se apoya en tres personajes, y el principal es Sheen, tío del pequeño Angus T. Jones.

De la serie que le dio el estrellato se llevó 7.8 millones de dólares en las dos primeras temporadas (26 episodios) y para la tercera y cuarta cobraba 350 mil dólares por capitulo (más de 8 millones). Llegó a ser el adolescente mejor pago de Estados Unidos a los 17 años, cuando ya se estaba por retirar.

Jones siempre rechazó todas las ofertas que querían usar su cara para publicidad y, en las pocas que aceptó, donó el dinero a las ONG con las que colaboraba. Ayudaba a niños en situación de calle, abandono y maltrato.

En 2008 se unió a First Star para ayudar a quienes más lo necesitaban, a Variety’s Power of Youth que colaboraba con el hospital de niños de la ciudad de Memphis y Be a Star, una campaña antibullying.

El trauma que generó su desaparición

Más de diez años después de interpretar a Jake, Jones decidió dejar la serie y la fama en general en 2014. Luego de hacer una última aparición para despedirse, se alejó de la exposición para siempre.

Para ese entonces, el personaje de Charlie Sheen había sido reemplazado por Ashton Kutcher, y así perdió a su mentor y a quien más lo cuidaba en los sets. También estaba en desacuerdo con el guión de la temporada, que lo representaba como un adulto y no lo consideraba acorde a su edad.

Jones nunca había sio religioso pero de un día para el otro comenzó a asistir a la iglesia porque se sentía traumado por lo que vivenció al actuar. Incluso manifestó que la televisión era una basura y que no colaboraría a ayudarla. “No quiero seguir siendo parte de los planes del enemigo”, advirtió.

Al dejar la pantalla, comenzó a estudiar en la universidad de Colorado, recuperó sus amistades y recorrió el mundo. De este modo, intentó rescatar sus años de niñez perdidos, pero con 15 millones de dólares encima.

“Crecí bajo la mirada de millones de ojos. Por ahora no quiero más eso. Necesito mi privacidad, poder disfrutar de mis amigos, viajar, hacer cosas que nunca hice”, había escrito en sus redes sociales.

De la fama a la religión

Luego de salvarse de un accidente que, según él, fue una ayuda del Señor, Jones se bautizó y comenzó a predicar. Este año se decidió a involcurarse más con su vida religiosa. Además, explicó que Jake y él no compartían creencias.

//Mirá también: Demi Moore aseguró que Ashton Kutcher la humilló en las redes sociales

“El programa es inmundo. Los temas que se tocan son completamente incorrectos. Me siento un hipócrita pagado. Los espectadores deberían dejar de ver ese programa”, comentó en YouTube. Esto provocó un gran escándalo mediático y un repudio contra la producción de la serie.

También usa sus redes para difundir la palabra de Dios. Pero no todos estuvieron a favor de considerarlo una especie de profeta. Varios seguidores pedían que vuelva a la serie.

Además, se habría casado en secreto. Según Washington Daily News, Angus fue visto con una alianza. También le dedica su tiempo a trabajar en la productora Tonita, que inauguró en 2016 junto con Justin Combs, hijo del rapero Diddy Combs.

Nada ni nadie lo desvía del camino de Dios. Sigue participando de las reuniones en la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Hoy tiene 27 años, y pese a los ofrecimientos constantes, Angus Jones no quiere saber nada con volver a actuar. “No miro el futuro, tan solo avanzo”, es una de sus frases favoritas.