El jefe de Gabinete porteño Felipe Miguel explicó este sábado a qué se debe el incremento en el impuesto a las patentes de los autos, que llegarán con aumentos de hasta el 100%. Pero al funcionario le costó aclarar las razones de las subas en las boletas de los contribuyentes de la Ciudad de Buenos Aires.

El aumento que se produce en las patentes “es por el valor en pesos nominal de los vehículos”, aseguró esta mañana en diálogo con Radio Mitre, y agregó que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta no cambió ninguna de las escalas ni las alícuotas. “No se modificó el impuesto”, sostuvo.

No obstante, la inflación anual fue del 36,1% en 2020 según el Indec y los precios de los autos subieron un promedio de 47%, según los datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara).

El Gobierno porteño informó que las escalas subieron un 70%.

“Incluso, para evitar un impacto negativo para los vecinos, porque a mayor valor de los vehículos, mayor la alícuota, con el aumento del valor nominal se podía saltar de una escala a otra y un mismo vehículo podría llegar a pagar más, lo que se hizo es correr esas escalas para que no se produjera este impacto”, agregó Miguel.

La alícuota del impuesto es del 3,2% anual para vehículos valuados en hasta $ 1,6 millón, un 4% en los de hasta $ 2,2 millones, un 4,5% en los de hasta $ 3,2 millones y un 5% para los que superan ese último techo.

En los últimos días, el Gobierno porteño informó que las escalas subieron un 70%. El interrogante es qué valores de los automóviles se toman en cuenta para aplicar las alícuotas. El jefe de Gabinete dijo que “puede haber un aumento porque tiene que ver con el aumento nominal en pesos que es la inflación al final”.

Lo que determina finalmente el incremento de la patente es el nuevo valor del vehículo. Pero, la Cámara del Comercio Automotor se desligó de la suba y “le tiró la pelota” al Gobierno. De acuerdo a Alberto Príncipe, presidente de la entidad, “las valuaciones están distorsionadas a favor de la recaudación, no están hechas sobre los valores reales”. “Es una práctica habitual que nunca pudimos desarmar”, aseguró.

El dirigente remarcó que “los vehículos no aumentaron tanto en relación con el dólar, incluso cuando el 80% de los insumos de autos nacionales son importados. “El aumento no fue significativo, pero sí la suba del valor impositivo”, destacó.

Hay beneficios si se paga anualmente en lugar de cada dos meses.

En la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) indicaron que “para 2021, se tomaron los valores asignados por la Dirección Nacional del Registro de la Propiedad Automotor al 1° de octubre de 2020″. “Sólo se usa la referencia de Acara u otra entidad cuando falta un modelo en la base de datos”, precisó.

A quienes abonen antes del primer vencimiento, se aplicará el 10% de bonificación sobre cada una de las cuotas bimestrales de este año. A ellos también se les dará un 50% bonificado de la última cuota, si adhirieron al débito automático.

A su vez, hay beneficios si se paga anualmente en lugar de cada dos meses. Es una opción que no todos los contribuyentes eligen: para muchos, la suma es elevada y el descuento no es tan favorable.