En el último tiempo circuló una recomendación de que las personas que recibirían una dosis de la vacuna AstraZeneca podrían tomar una aspirina antes de la inoculación. Pero, ¿qué hay de cierto en todo esto y para qué serviría?

//Mirá también: AstraZeneca anunció que no dio resultado el desarrollo de un tratamiento contra el coronavirus

Según el diario La Nación, medio que consultó a funcionarios de distintas jurisdicciones y especialistas en el mundo de la salud, no hay un consejo fehaciente de que los ciudadanos deban consumir dicha droga. Además, auguran por que las personas no caigan en la automedicación.

Enrique Baldessari, Jefe del departamento de medicina interna y responsable del Programa de atención integral post covid de la Fundación Favaloro, expresó ante La Nación: “Esa consulta es la que me hacen mis pacientes a diario. Es porque ahora está circulando el tema por diversas vías... y algunos médicos también, están haciendo recomendaciones erróneas acerca de qué hacer pre y post vacuna”.

En Argentina se utiliza la vacuna Astrazéneca.Gobierno de Santa Fe

A su vez, añadió que “la vacuna de AstraZeneca es una vacuna que tiene un efecto adverso potencialmente grave y, en poquísimos casos, mortal, a partir de la aparición de trombosis”.

Y continuó: “La aparición de trombosis, en este caso, se debe a que el organismo genera anticuerpos contra las plaquetas, y las plaquetas forman trombos”. Acto seguido, explicó por qué no es cierto que la aspirina sea útil para la trombosis.

“Para ese tipo de trombos o de eventos adversos no hay ninguna medicación que lo pueda prevenir. Es decir, la aspirina no está indicada. Es lo que se conoce hoy científicamente. No está indicada para prevenir porque tiene un mecanismo de producción la trombosis que no tiene nada que ver con la acción de las plaquetas, porque está mediada por un anticuerpo que ataca las plaquetas. Es falso decir que la recomendación es tomar aspirina previamente”, argumentó.

Otro de los consultados por el diario fue Eduardo López, médico infectólogo y jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. Este dijo: “Lo que produce la vacuna de AstraZeneca en raras y poco frecuentes ocasiones, se estima en uno o dos cada 100.000 dosis, y en especial en mujeres jóvenes, es una enfermedad autoinmune que es la generación de anticuerpos contra el factor cuatro plaquetario. Al alterarse el factor cuatro plaquetario hay agregado de trombosis y trombocitopeña”.

Y sumó: “Las aspirina para esto no alcanza porque los anticuerpos se van a producir igual. Entonces, no tiene sentido usarla. Tampoco el paracetamol, salvo que la vacuna le levante fiebre alta”.

Gabriel Battistella, subsecretario de Atención Primaria, Ambulatoria y Comunitaria de la Ciudad de Buenos Aires, expresó: “Hasta el momento no hay ningún estudio que sugiera la premedicación antes de la aplicación de la vacuna de AstraZeneca”.

Cuándo es conveniente la medicación

Baldessari aclaró dudas respecto a la medicación después de la vacunación: “Sobre Postvacunación también hubo muchos mitos. Se decía que teníamos que tomar algún antiinflamatorio o paracetamol para evitar efectos adversos que eran muy comunes, como la fiebre y el dolor de cabeza. No hay ninguna recomendación científica que recomiende eso”.

//Mirá también: Tras la muerte de una joven, Italia reemplaza la segunda dosis de AstraZeneca con Pfizer

A él se sumó Battistella: “Los medicamentos se toman, solamente, si se presentan efectos adversos como es el caso del paracetamol si una persona tiene fiebre o algún otro malestar. No hay nada demostrado para consumir un medicamento previo a la vacunación para disminuir cualquier efecto”.