El martes, Cristina Kirchner reapareció en escena y salió en defensa de Alberto Fernández, envuelto en los últimos días en el escándalo público tras la filtración de la foto del festejo en Olivos en pleno confinamiento estricto. En un discurso desde Isla Maciel, la vicepresidenta consideró que a la oposición “la une el odio”.

//Mirá también: Cristina Kirchner, sobre las fotos en Olivos: “Alberto, poné orden en lo que haya que poner orden y no te enojes”

Luego, a su turno, el presidente amplió el ataque. “Hay candidatos que niegan haber participado del gobierno de Macri. Otros, cruzan la General Paz para que se olviden lo que hicieron acá. Los que vienen a la provincia hacen curso acelerado para entenderla”, deslizó sobre María Eugenia Vidal.

En respuesta, Vidal y Elisa Carrió enviaron sendos mensajes a los mandatario. “El Presidente y la vicepresidenta atacan porque no tienen defensa. Durante toda la pandemia, la culpa siempre fue de otro: de los que viajaron, de los porteños porque el virus nacía en Capital, de los runners, de los jóvenes que salían de noche, del remero o de (Mauricio) Macri; pero ellos nunca se hacen responsables de lo que hacen”, dijo la exgobernadora bonaerense y actual precandidata a diputada por la Ciudad.

“Fui parte del gobierno de Mauricio (Macri), además fui parte y soy parte del gobierno que gobierna desde hace 14 años la ciudad de Buenos Aires. Mauricio empezó ese proceso y estoy orgullosa de defender ese proceso de 14 años”, agregó Vidal en LN+.

Elisa Carrió se sumó a la campaña de María Eugenia Vidal. (Twitter: @mariuvidal)Twitter

Y sobre el discurso de Fernández, amplió: “Uno grita cuando no tiene argumentos, cuando uno tiene argumentos y tiene algo que decir no hace falta gritar, no hace falta alzar la voz para ser firme, eso es lo que revelan los gritos y las descalificaciones”.

//Mirá también: Enfurecido, Alberto Fernández volvió a hablar del escándalo de Olivos: “Algunos piensan que me van a hacer caer”

A su turno se refirió también a Cristina y consideró que “cualquiera que no piense como ella es un odiador”. “Eso es lo que dijo la vicepresidenta, que todos los que integramos Juntos por el Cambio somos odiadores”. “El juego es distraer la atención, no discutir las cuestiones estructurales, profundas, el camino de salida, tratar de tapar y no tenemos que ser funcionales a eso”, reflexionó Vidal.

Y siguió: “No vamos a contestar al odio con odio sino con un camino de salida para la Argentina, que no es mágico, que no es de un día para el otro, sino diciendo la verdad, diciendo a la gente que esta emisión que está haciendo el gobierno es un Plan Primavera que no va a venir en el verano sino en el invierno, luego de la elección, que ya sabemos a lo que conduce la emisión descontrolada”.

También se sumó Lilita

La referente de la Coalición Cívica Elisa Carrió no se quedó callada ante los dichos de Cristina Kirchner y retrucó: “Ella lo único que hace es ponerlo más débil a Alberto Fernández y darle el último apoyo, rodea todo y lo intima”.

No hay que entrar en el juego de Cristina Kirchner porque primero lo abraza y después lo voltea. Nunca vi más débil a un presidente, hay una fragilidad”, sumó la exdiputada nacional.

Carrió. (Archivo/Nicolás Bravo)

Y reiteró: “La oposición no debe entrar en el juego de Cristina”. “Nosotros tenemos que tener una estrategia de salida para toda la unión de la Argentina. Lo que ellos han construido a lo largo de décadas es un negocio del pobrismo, es decir retener a los pobres en la pobreza para mantenerse en el poder y eso no es popular, es demagógico y dictatorial”.

Y amplió: “No hay que hacerse cargo de los gritos porque estos gritos oscurecen y cuando los opositores se meten en la oscuridad, se meten en la oscuridad. Hay que ver el camino de salida, ciudades inteligentes ligadas al campo, el aporte tecnológico y cómo van a quedar nuestros jóvenes, porque sino vamos a caer en la estrategia de una confrontación con alguien que no tiene buenas intenciones. Porque lo que no puede tapar un vestido blanco son las malas intenciones”.