Inmediatamente después de que se anunciara una nueva etapa de clases virtuales, en el marco de la extensión de restricciones, los colegios privados fueron autorizados a aumentar las cuotas.

//Mirá también: Clases presenciales: la Corte rechazó la intervención de Axel Kicillof

El ajuste que podrán aplicar, según determinó la administración de Axel Kicillof, es de un 12,5%. Cabe destacar que este se deberá abonar en mayo y es retroactivo al 1° de abril.

El porcentaje se traduce en una suba de entre 250 y 1500 pesos para cerca de 1,5 millones de niños que asistente a jardines, primarios y secundarios privados bonaerenses

Aproximadamente el 75% de ellos mantienen clases virtuales desde hace dos semanas y deberán seguir bajo esa línea por lo menos hasta el 21 de mayo.

Haciendo números

Por su parte, la Ciudad Autónoma ya tuvo su aumento. Desde marzo fueron aplicadas las modificaciones arancelarias de los colegios que tienen aporte gubernamental, que son la mayoría en el distrito. De hecho, el Ministerio de Educación porteño acordó un incremento del 9,8% para abril y un 9,4% a partir de julio. Estos ajustes serán los únicos en el año, a diferencia de la Provincia.

Cabe puntualiza que Buenos Aires tiene casi 5300 servicios gestionados por particulares. De esa cifra, 1.870 pertenecen a la iglesia católica y congregaciones religiosas. El 80% de esos centros educativos tiene subsidios para pagar sueldos: la Dirección General de Escuelas provincial paga el 40%, el 60%, el 80% o la totalidad de los haberes de maestros y profesores.

Dependiendo del aporte estatal es el tope que le corresponde a la cuota mensual. Los que reciben la ayuda total tienen permitido valores de entre 2300 y 3000 pesos, en promedio. Asimismo, varía según el nivel de enseñanza. Los que tienen proporciones mínimas de subsidio pueden cobrar hasta 13.000 pesos.

La situación actual

Según los propietarios de los colegios, estas viven “situaciones críticas”. Hace 13 meses que casi no tienen presencialidad: en 2020 hubo dos semanas de clases “plenas” y en 2021 arrancaron en la primera semana de marzo, pero se interrumpieron el 19 de abril. Por otra parte, el año pasado hubo una autorización para ajustar los valores de marzo (19%) y otro del 10% en la matriculación del ciclo 2021, con la factura de diciembre.

Aumento para los colegios privados (Foto: Télam/Archivo).

“Eso apenas alcanzó para recuperar los costos de funcionamiento del año pasado”, señaló a Clarín el secretario de Asociación de Entidades Educativas Privadas (Adeepra), Perpetuo Lentijo.

El aumento que dispuso la Dirección de Escuelas bonaerense - a través de una resolución- acompaña parte del aumento obtenido por los docentes en la paritaria. La Provincia acordó para este año u incremento salarial que a septiembre de 2021 será del 35,1%. Se liquida en tres tramos: marzo: 14,1%; julio: 7,9% y septiembre: 13,2%.

En julio debemos esperar una nueva autorización para calibrar los costos con el impacto que tenga el pago de la mejora a nuestros maestros y profesores”, señaló el secretario de Aiepba (otra entidad de dueños de institutos), Martín Zurita.

Las agrupaciones de padres y madres comenzaron a hacerse oír hace unas semanas mediante protestas y movilizaciones, pidiendo mantener la presencialidad.

//Mirá también: Clases presenciales: Horacio Rodríguez Larreta fue denunciado en Comodoro Py

“Ahora ese también nos piden a nosotros que hagamos gestiones. Estamos presionados y además en una situación crítica después de un 2020 muy malo para los institutos”, advirtió Lentijo. Con la falta de presencialidad, hubo una importante caída de la recaudación: hasta un 70% en algunas instituciones.

Ante esta situación, algunos propietarios intentaron abrir las puertas el 19 de abril, pero desistieron luego de la rápida reacción del Gobierno. El jefe de Gabinete, Carlos Bianco, señaló que podrían quienes lo hicieran podían ser sancionados con la quita de subsidios o hasta con el retiro de la autorización. También hubo sumarios administrativos contra los centros educativos que proponían mantener aulas abiertas.