El abogado de la Procuración General de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Diego Sebastián Farjat, presentó este jueves ante la Corte Suprema un escrito en el que reafirma la postura de la gestión porteña sobre que las clases se mantengan presenciales.

//Mirá también: Nicolás Trotta criticó las protestas por la presencialidad de las clases y anunció reuniones

A pocas horas de que venza el DNU que planteó Alberto Fernández hace dos semanas, las autoridades evalúan minuto a minuto los datos epidemiológicos para evaluar nuevas medidas a tomar para frenar el avance de la segunda ola. En ese contexto, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta ratificó su reclamo ante la Corte Suprema de Justicia para no suspender las clases presenciales.

“Las clases presenciales son uno de los pilares clave que hacen a la inclusión: las escuelas cerradas generan y aumentan la deserción escolar”, dijo en el escrito el Gobierno porteño.

(Foto: Clarín / Federico Lopez Claro)

Además, calificaron el decreto de Fernández como “arbitrario” y responsabilizaron al Gobierno nacional por “la falta de coordinación en la articulación de una medida tan importante como es suspender la presencialidad en las escuelas”.

/Mirá también: El Gobierno presentó un escrito ante la Corte Suprema para respaldar la suspensión de las clases presenciales

“Si bien la educación en la modalidad remota produjo una significativa participación de los alumnos, a medida que avanza el segundo año de la pandemia conocida como COVID-19, resulta fundamental valorar los esfuerzos para regresar a la educación presencial en las mejores condiciones posibles de seguridad en todas las escuelas”, manifiesta el comunicado.

Horacio Rodríguez Larreta y Alberto Fernández (Archivo)

Y agrega: “Es que la forzada digitalización de la enseñanza se ha convertido en una alternativa durante el período de confinamiento vivido a lo largo del 2020, pero también se convirtió en muchos casos en la primera barrera para el acceso a ella”, sostuvo el Gobierno porteño.

También subrayaron que “las clases presenciales no sólo tienen un fin respecto a entregar una adecuada enseñanza para el logro de los aprendizajes, sino que también permiten el desarrollo socioemocional de los niños”.

Y concluyeron: “En igual sentido, se destaca que la experiencia reciente evidencia que con los cuidados necesarios y cumpliendo pautas claras, las escuelas de la Ciudad son espacios seguros para que los/as chicos/as y sus docentes puedan continuar asistiendo a las escuelas”.