La Argentina no tiene la capacidad de pago para hacer frente a la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), por eso necesita más tiempo para negociar”, dijo el domingo el ministro de Economía, Martín Guzmán. Y sumó: “Todas las posibilidades están abiertas, y si el acuerdo es bueno y rápido, mejor”.

//Mirá también: Deuda pública: en junio se alcanzó el máximo histórico de 343.519 millones de dólares

“La prioridad es obtener un buen acuerdo y hay que poder evitar cualquier situación disruptiva mientras negociamos con el FMI”, sumó Guzmán, en diálogo con C5N.

“Con el FMI enfrentamos una carga de deuda enorme porque los fondos prestados no se utilizaron para aumentar la capacidad productiva del país y se usaron para financiar la salida de capitales, durante el gobierno anterior”, agregó.

En cuanto a los plazos de negociación, el ministro señaló que “todas las posibilidades están abiertas y si el acuerdo es bueno y rápido, mejor. La Argentina no tiene la capacidad de pago para hacer frente a la deuda con el FMI por eso necesita más tiempo”.

Añadió Guzmán: “Somos un país soberano y nosotros conducimos la economía y ese es el marco de la negociación con el FMI. Esos 45.000 millones de dólares del FMI se empiezan a pagar el 22 de septiembre de 2021 y es necesario explicárselo a la gente para que nunca más la Argentina llegue a estas situaciones”.

Guzmán puntualizó que “para liberar las restricciones cambiarias, apuntamos a un horizonte en que las regulaciones de la cuenta de capital sean diferentes, pero hace falta tiempo porque el BCRA debe incrementar sus reservas para liberar las regulaciones”.

Martín Guzmán y Kristalina Giorgieva, titular del FMI (Télam / Archivo)AP

Respecto del dólar paralelo. Guzmán minimizó su “escasa incidencia debido a su pequeño tamaño” y sostuvo que “tenemos los instrumentos para mantener la brecha cambiaria con el dólar oficial y si bien hay algo de ruido en la etapa pre electoral, tenemos instrumentos para neutralizar esas oscilaciones de precios”.

//Mirá también: Guzmán: “El principal problema de la economía mundial es la desigualdad”

“Nosotros vamos a cumplir con la ley de Presupuesto que proyectaba un tipo de cambio oficial de 102,40 pesos. Al mismo tiempo, hemos ido acumulando reservas y vamos a continuar con la misma política cambiaria y no va a haber disrupciones cambiarias después de las elecciones”.

Los precios

En relación con la suba de precios, el ministro reafirmó que “la inflación es multicausal y no sólo un fenómeno monetario”.

El gran problema es la falta de dólares. La parte monetaria si que existe, pero no es la única. No olvidemos que el aumento de los commodities generó más inflación de alimentos en todo el mundo y eso pegó fuerte en la economía argentina. Pero hay que tener en cuenta que la inflación intermensual está en un sendero decreciente”.

Guzmán agregó que “a partir de marzo, la inflación está bajando. Reducir la inflación va a requerir el tiempo necesario para superar problemas estructurales que afectan el normal desenvolvimiento de la economía”.

Con información de Télam.