Joan Laporta, presidente del FC Barcelona, brindará este viernes una conferencia de prensa después de que se anunciara la salida de Lionel Messi de la institución por el impedimento del ‘fair play’ financiero de LaLiga de España.

// Mirá también: Lionel Messi no seguirá en Barcelona

Laporta explicó en reiteradas ocasiones su deseo de que el rosarino continúe en el club ‘blaugrana’ y también le apuntó a Javier Tebas, presidente de LaLiga, y le pidió “comprensión” para mantener al futbolista dentro de la competición.

LaLiga de España sufrió en los últimos años las partidas del portugués Cristiano Ronaldo (Juventus, Italia), del español Sergio Ramos (PSG, Francia), del brasileño Neymar (PSG, Francia), Andrés Iniesta (Japón) y el retiro de Xavi Hernández, entre otras figuras que le dieron de lleno al nivel del torneo

“El Barça quiere agradecer de todo corazón la aportación del jugador al engrandecimiento de la institución y le desea lo mejor en su vida personal y profesional’', decía el comunicado con el que la institución despidió al crack rosarino.

Messi deja el Barcelona (AP).AP

Messi había pedido que lo dejasen en libertad al finalizar la temporada pasada, pero el presidente de entonces Josep Bartomeu no aceptó la solicitud. Joan Laporta sucedió a Bartomeu y parecía haber convencido a Messi de que se quede. Sin embargo, hace poco dijo que era problemático hacer encajar al argentino en la estructura financiera del club sin violar el tope salarial impuesto por la liga.

Messi ganaba 138 millones de euros (163 millones de dólares) por temporada desde el 2017, la última vez que renovó su contrato.

// Mirá también: Los mejores goles de Lionel Messi con la camiseta del Barcelona

La liga dijo el último miércoles que había conseguido 3.200 millones de dólares de un fondo de inversiones para ayudar a los clubes, lo que parecía despejar el camino para que Barcelona volviese a contratar a Messi. Pero no hubo un acuerdo cuando los dirigentes del club se reunieron con los representantes de Messi el jueves.

Algunos diarios locales dijeron que Messi había cambiado de parecer y decidido irse, mientras que otros afirmaron que el club se había molestado con algunas demandas hechas por los representantes del jugador.