Durante los inicios de la cuarentena, donde había un aislamiento social obligatorio, se volvió a reproducir en la pantalla de Telefé el primer capítulo de Casi Ángeles tras diez años de su estreno. Los fanáticos enloquecieron, las redes sociales estallaron como nunca y los actores de aquel elenco se manifestaron con mucha emoción. Hoy en día, algunos son grandes estrellas de la televisión y otros tomaron otro camino, más lejos de las cámaras y del estrellato que los rodeó por cuatro años.

Es el caso de Gastón Dalmau, uno de los protagonistas de aquella época, que al terminar la tira viajó a los Estados Unidos y se radicó en Los Ángeles a estudiar canto y piano. Si bien es sabido que siempre mantuvo amistad con Lali Espósito, Candela Vetrano, María Del Cerro y más ‘ex Casi Ángeles’, poco se supo de su vida allá. Hoy en día, el actor vuelve a la Argentina para apostar a MasterChef y reveló detalles de su vida en el extranjero: trabajó detrás de cámara en los estudios de Marvel.

Lali Espósito y Gastón Dalmau en Casi Ángeles (Foto: web)
Lali Espósito se reencontró con los ex Casi Ángeles: "El amor y la complicidad están intactos"

Desde 2012, año en que la banda Teen Angels de la cual el formaba parte y se desprendía de la novela se despidió por completo, se encuentra radicado en Los Ángeles e incluso consiguió la ciudadanía estadounidense. Hoy tiene 36 años y solo conoció éxitos, tanto al frente como detrás de las cámaras.

Fue parte del trabajo en efectos visuales para Paramount Pictures en Las Tortugas Ninjas 2 y este fue el puntapié que lo llevó a Marvel Studios. Allí fue parte de la producción en Manhattan junto a Scarlett Johansson y colaboró con la post-producción de Captain America: Civil War. Luego siguió como compositor de efectos visuales en Dr. Strange y su último trabajo para Marvel fue como data-wrangler en Captain Marvel.

Internet

“Vengo trabajando en efectos visuales hace más de cinco años. Apliqué para una beca que ofrece el gobierno de Nueva York para residentes llamado Made in NY, pero enfocado hacia el área de producción. Una beca difícil de conseguir: de más de 300 personas quedamos 18. Se trata de un curso que dura dos meses y luego haces una pasantía de unos días en alguna producción que se esté realizando. Puede ser cine, serie o algún show de televisión”, contó en una nota a Infobae en el 2019.

“El horario en la industria siempre es de muchas horas. En set, podés llegar a trabajar 14 y en pre y post producción, entre 10 y 12, dependiendo de la película y cómo venimos con las escenas. Por otro lado, la camaradería que se genera no es la misma que en nuestro país, sobre todo porque no interactúas tanto con todas las demás áreas o departamentos. Entonces, esto hace que quizá la relación laboral sea un poco más fría, y que haya quizás un poco menos de ese compañerismo al que estaba acostumbrado. Por supuesto que es difícil entrar y sobre todo en estas grandes urbes donde todos vienen a probar suerte y tratar de entrar en la industria”, dijo en la misma entrevista.