Este lunes a la mañana, el cuerpo sin vida de un sacerdote fue encontrado en Saint-Laurent-sur-Sevre, en Vandea, al oeste de Francia. El principal sospechoso del crimen es la persona que había prendido fuego a la catedral de Nantes en 2020, y que estaba en libertad vigilada.

//Mirá también: Se incendió la catedral gótica de Nantes en Francia y sospechan que fue premeditado

El crimen fue informado por diócesis y la gendarmería de Mortagne-sur-Sevre. En Twitter, el ministro del Interior, Gérard Darmanin, anunció que se dirigía al lugar donde el sacerdote fue “asesinado”.

“Un hombre se presentó por la mañana a la gendarmería de Mortagne-sur-Sevre diciendo que había matado a un religioso”, contó una fuente a France 3.

Según el semanario de extrema derecha Valeurs Actuelle, el asesino sería Emmanuel Abayisenga, de 40 años, el cual acudió a la gendarmería de Mortagne-sur-Sevre para confesar haber matado a Olivier Maire, de 60 años, el sacerdote que lo había acogido en su comunidad.

Encarcelado durante varios meses después del incendio de la catedral de Nantes, en julio de 2020, Abayisenga -un refugiado ruandés- fue puesto en libertad bajo supervisión judicial en junio pasado en espera de juicio.

Una vista general del incendio en la catedral de Nante (Foto: Ludovic Stang/via REUTERS)

La conferencia de los obispos y la de religiosos y religiosas de Francia expresaron una “profunda tristeza” y su “temor” tras la muerte del padre Maire.

Los obispos y religiosos se manifestaron cercanos a los familiares de la víctima, miembros de la familia y la comunidad de la basílica de Saint Louis-Marie Grignon de Montfort.

Polémica en las redes

Twitter fue escenario de cruces entre la líder de la extrema derecha francesa, Marine Le Pen, y el ministro del Interior, Gérard Darmanin.

//Mirá también: Francia: vacunarán con una tercera dosis a las personas mayores y más vulnerables

En Francia se puede ser clandestino, incendiar la catedral de Nantes, nunca ser expulsado y volverse reincidente asesinando a un sacerdote: es el completo fracaso del Estado y de Gerard Darmanin”, tuiteó Le Pen, líder del Rassemblement National.

¡Qué indignas palabras! En lugar de expresar compasión a los católicos que acogieron a este asesino, la señora Le Pen argumenta sin conocer los hechos: este extranjero no podía ser expulsado, a pesar de la medida de expulsión, hasta que fuera removido del control judicial”, respondió el ministro.

El 18 de julio de 2020, Emmanuel Abayisenga (entonces de 39 años, 8 de los cuales pasó en Francia) prendió fuego la catedral de Nantes causando graves daños. En ese momento era voluntario de la diócesis de la catedral, apreciado y querido por la parroquia

Al confesar que fue el autor de las llamas, explicó que estaba desesperado al no poder renovar la visa vencida y que temía que lo enviaran de regreso a Ruanda. Por ese incendio, el hombre todavía está bajo control judicial.

Con información de ANSA.