Las redes sociales Facebook e Instagram han introducido novedades en sus plataformas para combatir la explotación infantil, y ha comenzado a probar dos nuevas herramientas para enviar notificaciones al detectar las búsquedas de este tipo de contenidos y cuando los usuarios intentan compartirlo.

Las medidas se centran en la prevención, ya que la mayor parte del contenido de explotación infantil en la plataforma, el 90 por ciento, es una copia de otras publicaciones eliminadas anteriormente. De hecho, las copias de solo seis vídeos son las responsables de la mitad de los casos, y en el 75 por ciento de los casos los usuarios no las compartían con mala intención, sino para denunciarlo o por humor de mal gusto, como ha señalado la compañía en un comunicado.

Facebook e Instagram prueban nuevas herramientas para combatir la explotación infantil (Missing Children)

Para combatir este problema, Facebook e Instagram han comenzado a probar dos nuevas funciones que buscan alertar a los usuarios e informarles del daño que pueden hacer los contenidos de explotación infantil, tanto a ellos como a las víctimas.

  • La primera de las notificaciones se muestra a los usuarios que buscan palabras clave utilizadas por pedófilos, con un mensaje emergente que ofrece ayuda de instituciones especializadas y que informa de las consecuencias penales que puede acarrear ver este contenido ilegal.
  • La segunda alerta se despliega a los usuarios que utilizan las herramientas de Facebook para compartir copias de contenidos identificados previamente como de explotación sexual de menores de edad. Esta notificación, que informa de las consecuencias negativas de compartir este contenido tanto de forma pública como privada, se muestra además de eliminarse el contenido e informar a las autoridades de protección de menores.

Para detectar la explotación infantil, Facebook e Instagram han expandido las herramientas tecnológicas que utilizan, que se enfocarán en detectar y eliminar las redes que violen las políticas de la compañía contra la explotación, que funcionan de forma similar a las que combaten el contenido no auténtico y las organizaciones peligrosas.

Facebook e Instagram prueban nuevas herramientas para combatir la explotación infantil

Asimismo, estas redes sociales han actualizado sus políticas de protección de menores de edad, para aclarar que eliminará los perfiles, páginas y grupos de Facebook, además de las cuentas de Instagram, que compartan imágenes inofensivas de menores con “signos de afectos inapropiados o comentarios sobre los niños”.

Esta política busca combatir no solo las imágenes de desnudos de niños, que ya se eliminaban anteriormente, sino los actos de pedofilia no explícitos en los que, aunque la imagen no vaya contra las normas, el texto que los acompaña sexualiza a los niños, en cuyo caso deben eliminarse las cuentas, grupos o páginas implicados.

Por último, Facebook e Instagram actualizarán también sus herramientas para que sea más sencillo para los usuarios reportar los contenidos ilegales de este tipo, con la opción de “Aparece un niño” dentro de su pestaña de “Desnudez y actividad sexual” para denunciar publicaciones prohibidas.

Con información de DPA.