La Comisión de Refugiados (CORE) uruguaya dictaminó en contra del pedido de refugio político solicitado por Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, sobre quien pesa una alerta roja de Interpol y un pedido de captura internacional, en el marco de la causa en la que se lo investiga por presiones indebidas contra el Grupo Indalo.

Fuentes judiciales informaron desde Montevideo que el dictamen, que se mantiene bajo reserva, ya fue puesto a disposición de la jueza de Crimen Organizado Adriana Chamsarián, que ahora será quien defina la situación de “Pepín”: si definitivamente rechaza el pedido de refugio podrá avanzar con el trámite de extradición.

"Pepín" Rodríguez Simón. (Archivo/Federico López Claro)"Pepín" Rodríguez Simón. (Archivo/Federico López Claro)

Pepín Rodríguez Simón, acusado de ser el operador judicial del expresidente Mauricio Macri, permanece en Montevideo, ciudad en la que se recluyó para no cumplir con la citación a indagatoria dispuesta por la jueza federal María Romilda Servini en la causa por las presiones sobre los accionistas del Grupo Indalo, los empresarios Fabián De Sousa y Cristóbal López.

La decisión de buscar refugio en Uruguay había sido informada en mayo por el propio imputado a través de distintas entrevistas televisivas, pero además fue notificada de manera formal por su abogado ante el juzgado de Servini, que entendió ese movimiento como un intento de evadirse de la justicia.

Fue en ese contexto que la magistrada declaró a Rodríguez Simón en “rebeldía” y ordenó su captura nacional e internacional para someterlo a indagatoria tras considerar que la exclusiva decisión del imputado evidenciaba su “voluntad de no someterse a la jurisdicción de este Tribunal y sustraerse del accionar de la justicia”.

Con información de Télam