El holandés Max Verstappen (Red Bull) logró la pole position para el Gran Premio de Austria de Fórmula 1, tercera consecutiva después de las logradas en Francia y Estiria, y la 7ª de su carrera, este sábado en el Red Bull Ring de Spielberg.

Ante los numerosos seguidores procedentes de Países Bajos, el líder del Campeonato Mundial superó por sólo 48 milésimas de segundo al británico Lando Norris (McLaren). El mejicano Sergio Pérez y Lewis Hamilton (Mercedes), 2° en la tabla, saldrán a continuación mañana domingo a las 10 (hora Argentina) en la 9ª carrera del año.

A sus 23 años, Verstappen nunca estuvo en tan buena posición para lograr un primer título mundial. Lidera el campeonato con 18 puntos más que el séptuple campeón del mundo Hamilton, quien renovó este sábado su contrato con Mercedes para las temporadas 2022 y 2023.

Tercero en la general del Mundial en 2019 y 2020, Verstappen pasó a comandar el campeonato por primera vez en su carrera después de su victoria en Mónaco a finales de mayo. El prodigio holandés ha ganado este año cuatro Grandes Premios de ocho, entre ellos los dos últimos, en Francia y en Estiria (Austria). Sobre este mismo circuito, propiedad de su escudería, se había impuesto con facilidad el domingo pasado, partiendo desde la pole y finalizando 35 segundos delante de Hamilton, que salió 2º.

”Por supuesto que estoy contento con el resultado, pero no con la forma”, relativizó Verstappen, quien ahora quiere “finalizar el trabajo” el domingo, lo que supondría el primer triplete de su carrera, y en sólo tres semanas.

Si no se mostró totalmente satisfecho es porque estuvo a punto de ver cómo el sorprendente Norris le arrebataba la pole. El británico de 21 años firmó su mejor actuación en una sesión de clasificación. Noveno en el Mundial del año pasado, este año es 4º y se halla en plena progresión. Un dato pone de relieve su pericia al volante. Su compañero, el australiano Daniel Ricciardo, con el mismo monoplaza, sólo pudo ser 13º.

”Es una buena sensación”, confesó Norris. “Gracias a todo el mundo, ver a los aficionados aquí, todos de naranja para apoyar a McLaren (el color de la escudería) y no a Max (Verstappen), es bueno verlos de nuevo...”, bromeó Norris refiriéndose a los numerosos holandeses que copan las tribunas del Red Bull Ring, para apoyar evidentemente a Verstappen. ”Ver a los aficionados, que vayan de naranja o no, es una locura, así que trataremos de ofrecerles una linda carrera mañana”, añadió el piloto de Red Bull.

Las restricciones ligadas al covid-19 en relación a los aforos en recintos culturales o deportivos concluyeron el 1 de julio en Austria. Así pues se esperaba la presencia de hasta 100 mil espectadores a lo largo del fin de semana en las montañas de Estira.

Además de Verstappen y Norris, el otro piloto del día es George Russell. El británico de 23 años firmó el noveno mejor tiempo al volante de su Williams. Miembro de la academia de jóvenes pilotos Mercedes, Russell se postula como candidato al segundo volante junto a Hamilton el año que viene si la marca alemana no contase con el finlandés Valtteri Bottas.

Bottas, quinto, saldrá delante de los Alpha Tauri del francés Pierre Gasly y del japonés Yuki Tsunoda. El alemán Sebastian Vettel (Aston Martin), quien cumple 34 años este sábado, firmó el octavo mejor tiempo, pero fue luego sancionado con tres puestos en la grilla por haber perjudicado a Fernando Alonso (Alpine) al final de la Q2 y saldrá desde el 11° puesto.

Este incidente, en el que se vieron implicados dos antiguos colosos de la F1 -seis títulos mundiales entre ambos-, impidió al piloto asturiano, en gran forma, lograr una plaza mejor que la 14ª.

En cuanto a los pilotos Ferrari, Carlos Sainz y Charles Leclerc, eliminados en la Q2 al igual que Alonso, partirán desde los puestos 10 (adelanta uno por el recargo de Vettel) y 12 de la grilla.