En el marco del complejo panorama que vive el mundo ante la pandemia de coronavirus y la llegada de la segunda ola de contagios en el país, el intendente de la localidad bonaerense de Maipú Matías Rappallini viajó de vacaciones a Estados Unidos donde contrajo coronavirus y, a su regreso, no cumplió con el aislamiento requerido.

// Mirá también: Alberto Fernández le pidió compromiso a los gobernadores para hacer cumplir las medidas

La denuncia fue realizada por el concejal Facundo Coudannes, presidente del bloque del Frente de Todos, quien sostuvo: “Él dijo que se fue de vacaciones y que su PCR también dio negativo en Ezeiza. Pero tenía que respetar los 10 días de aislamiento como lo hacen todas las personas que llegan al país”.

Matías Rappallini, intendente de Maipú.

“En uno de los momentos más críticos de la pandemia, cuando ya estamos transitando la segunda ola, decide viajar a los EEUU y, al regresar, no cumple con el aislamiento de 10 días, tal cual la normativa vigente, para aquellos ciudadanos que vuelven al país. Usted firmó en el aeropuerto de Ezeiza una declaración jurada en donde dejó constancia del lugar en el que iba a cumplir el aislamiento, y desde ayer se lo ve transitando las calles del pueblo”, detalló el legislador en su cuenta de Facebook.

Coudannes adelantó en diálogo con TN que el Frente de Todos va a proceder a realizar una presentación en el Concejo Deliberante de ese distrito y que están analizando la posibilidad de radicar una denuncia en la Justicia Federal.

Según la denuncia, el 18 de marzo el intendente de Juntos por el Cambio solicitó ante el Honorable Concejo Deliberante de Maipú una licencia del 9 al 22 de abril. Esta licencia se había dado según explicó Rappallini porque “Una sobrina, con quien había estado, dio positivo. El 12 ya en Estados Unidos, me hisopé, di positivo y me aislé”, dijo a Infobae.

// Mirá también: Endurecen los controles en los accesos a la Ciudad: una a una, las nuevas medidas

“Él dijo que se fue de vacaciones y que su PCR también dio negativo en Ezeiza. Pero tenía que respetar los 10 días de aislamiento como lo hacen todas las personas que llegan al país”, sentenció el concejal.

Testeos de COVID-19 en EzeizaClarín

El inciso a) del artículo 6 del decreto 268/2021, el cual establece el cierre de fronteras, expresa que quien ingrese a la Argentina deberá “realizar una prueba para SARS-CoV-2 al arribo al país y otra al séptimo día del ingreso como condición de finalización del aislamiento obligatorio. El costo de ambas pruebas deberá ser asumido por la persona que ingresa al país, y deberá efectivizarse en la forma que establezcan las autoridades competentes”.

En el inciso c), sostiene que “quienes resulten negativo en la prueba realizada al arribo, mencionada en el inciso a) del presente artículo, deberán cumplir con el aislamiento obligatorio en los respectivos domicilios denunciados a tal fin en su declaración jurada de ingreso al país”.

La respuesta del intendente

Tras el escandalo, Matías Rappallini manifestó: “Sanitariamente es así, no tengo que hacer de vuelta la cuarentena. Él está buscando la quinta pata al gato, pero la recomendación sanitaria es esa, no es un capricho mío”, justificó el intendente.

No obstante, en su justificación cometió una contradicción ya que aseguró que en el Aeropuerto de Ezeiza le pidieron que fijara un domicilio para cumplir con el aislamiento social. A partir de lo ocurrido, se espera que este jueves el intendente Rappallini brinde una conferencia de prensa a los medios locales para explicar su accionar.