Después de que el Gobierno nacional lo adelantara el jueves, este viernes la Provincia de Buenos Aires ratificó que el confinamiento estricto terminará este domingo, y se volverá a la fase anterior, con mayores aperturas y distintas restricciones según el nivel de riesgo de cada distrito.

//Mirá también: Coronavirus: el Gobierno asegura que el domingo se terminan las restricciones duras

Lo confirmó el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco. “Hay una normativa fijada que por lo pronto no está sujeta a revisión. A partir del 31 de mayo, salvo el 5 y el 6 de junio, lo que va a estar vigente es una vuelta a la normativa anterior del sistema de fases. La grandísima mayoria de nuestra provincia está en fase 2”, sostuvo.

“Venimos trabajando con una regla simple: cuando hay aumento de casos, tenemos que reducir la circulación. En un momento pudimos permitir la circulación más relajada”, sumó durante una conferencia de prensa de la que también participó el ministro de Salud, Daniel Gollan.

“A partir del lunes, los distritos en fase 2, 3 y 4 van a tener medidas de cuidado que son más laxas que las que están vigentes hoy en virtud de la normativa actual”, aclaró Bianco.

Y detalló: “Salvo excepciones muy puntuales, todos los comercios van a poder abrir, todos los restaurantes van a poder abrir, todos lo bares van a poder abrir con las limitaciones y medidas de cuidado que son de caracter horario y de funcionamiento”.

Nación lo anticipó

El jueves, el Gobierno Nacional aseguró que no analiza extender las medidas, que inicialmente se anunciaron por nueve días, y concluyen este domingo 30 de mayo.

//Mirá también: Coronavirus: Alberto Fernández anunció la vuelta a la Fase 1 en todas las zonas con alto riesgo sanitario por 9 días

A partir del 31 de mayo se sigue con las medidas del semáforo epidemiológico”, dijo el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, consultado sobre la continuidad de las restricciones.

Sabíamos que los contagios no iban a bajar de un día para otro y que probablemente siguieran creciendo porque hoy estamos viendo lo que pasó hace dos semanas y sabemos que recién en ese tiempo vamos a ver cuánto efecto generó este cierre”, dijo una alta fuente a Clarín.

“En general, vemos que la medida se está cumpliendo y que hubo una baja fuerte en la circulación”, agregó.

“No sería una buena señal cambiar ahora el DNU”, admitieron allegados al Presidente. “La gente está respondiendo porque sabe que termina el 30”, agregaron.