Con el objetivo de detectar potenciales casos de coronavirus entre quienes entran y salen de la Ciudad de Buenos Aires, desde este martes se comenzó a realizar el test de saliva a los viajeros que llegan al Aeropuerto Internacional de Ezeiza y cuyo destino es la Ciudad. El test se realiza a turistas y residentes que se alejaron más de 150 kilómetros por tres días o más.

Desde el 8 de diciembre -cuando se implementó el test de saliva- hasta el lunes 14 se realizaron 14.775 pruebas, de ellas 5.170 aún esperan el resultado y de las otras 9.605, 46 dieron positivo para COVID-19.

Test de saliva en la CiudadLuciano Thieberger

El ministro de Salud, Fernán Quirós indicó este martes, en su habitual conferencia de prensa, que quienes se van de viaje tienen tres veces más posibilidades de contraer coronavirus que quienes se quedan en la Ciudad.

Los controles de testeo para quienes ingresan a Capital comenzó el martes 8 de diciembre, luego de un fin de semana largo. Los controles para quienes llegaron en micro se hicieron en la Terminal de Ómnibus Dellepiane, mientras que para los que arribaron en auto o en tren debieron realizarse el test de saliva en el Centro de Convenciones (exclusivo para ir en vehículo) y al edificio de la ex confitería Munich, en la Costanera Sur.

Por la cantidad de personas que acudieron a realizarse el testeo, desde el miércoles se implementó un sistema de turnos y se sumaron dos sedes en Callao al 600 y el Club San Lorenzo de Almagro, en Flores. Mientras que, las autoridades aseguraron que sumarán más centros en los momentos pico de la temporada, como los cambios de quincena y los fines de semana de las Fiestas.

Test de saliva en la CiudadLuciano Thieberger

Quiénes deben hacerse el test

La prueba es obligatoria para los que hayan viajado a ciudades a más de 150 kilómetros por más de 72 horas. La metodología utilizada es una prueba de saliva para la que además, deberán descargar y presentar una declaración jurada online que se descarga en web: https://turismo.buenosaires.gob.ar/es/RequisitosTuristas. Allí también se pide el turno.

Cuánto cuesta el test

La prueba de saliva es cubierta por las obras sociales y seguros médicos o por el Gobierno de la Ciudad, en caso de los turistas argentinos o residentes que vuelvan a la Ciudad. Para las personas con discapacidad, que reciban asistencia estatal o los jubilados, es gratuita. Los menores de 12 años están exentos del testeo. Los extranjeros que no residan en la Ciudad deben pagar $ 2.500.

Datos a tener en cuenta

Según las autoridades la persona que se realice el test debe tener tres horas de ayuno de comidas y bebidas. Y tampoco hay que haber usado lápiz labial o haberse lavado los dientes en ese lapso de tiempo.

Los resultados del test serán informados entre 12 y 24 horas después a través de SMS, mail o comunicación telefónica. En caso de ser negativo el resultado será informado a través de canales automáticos como SMS, Boti (1150500147) o correo electrónico.

En caso de resultar positivo, será informado por personal de Salud a través de un llamado telefónico para poder transmitir el procedimientos de aislamiento y cuidado necesario. Quedan a disposición los hoteles de aislamiento de la Ciudad para aquellas personas que no puedan cumplirlo en su domicilio.

Testeos en la Ciudad de Buenos AiresCiudad

Requisitos para turistas

Por ahora sólo está permitido el turismo internacional proveniente de países limítrofes. Los viajeros de Bolivia, Brasil, Chile y Paraguay pueden ingresar exclusivamente por vía aérea, y los de Uruguay, también por vía fluvial.

Los visitantes extranjeros deben presentar una declaración jurada online y también hacerse un test en origen con 72 horas de anticipación, por requisito del Gobierno nacional. Además, tienen que contar con un seguro médico con cobertura para coronavirus.

En el momento de su arribo a la Ciudad, los turistas deberán pasar por el test local, por el que tendrá que pagar $ 2.500. Pero no tendrán que esperar el resultado, que demorará 12 horasni cumplir una cuarentena. En caso de que el estudio de positivo, sí se contactará al viajero y a los contactos estrechos que hayan llegado con este para aislarlos. Pero en esas 12 horas previas a conocer el resultado, los viajeros podrán moverse libremente.