Chano Charpentier, que se encuentra internado en terapia intensiva luego de ser baleado por un policía durante un confuso episodio en su casa de Exaltación de la Cruz, despertó este jueves por la noche después de que le sacaran los sedantes. El excantante de Tan Biónica fue operado el lunes y le extirparon un riñón, el bazo y parte del páncreas.

//Mirá también: Habló la madre de Chano: “Mi hijo es adicto, hace 20 años que pide ayuda”

El periodista de TN, Guillermo Lobo, afirmó que Chano está “ubicado en tiempo y espacio” y que, “si pasa una buena noche”, mañana abandonaría la sala de terapia intensiva.

El episodio sucedió pasadas las 23 del domingo pasado, en la casa de “Chano”, cuando a pedido de su madre llegó un equipo médico con intenciones de internar al músico, quien estaba bajo un cuadro de exaltación.

El cantante se encuentra internado por el disparo que recibió.Google

Ante esta situación, de acuerdo a los testigos, el exlíder de Tan Biónica se violentó, atacó a su madre y presuntamente quiso apuñalar con un cuchillo largo y aserrado, como los utilizados para cortar pan, a uno de los tres policías que arribó al lugar, quien le efectuó un disparo en el abdomen a raíz del cual debieron extirparle el bazo, un riñón y parte del páncreas.

El policía que le disparó quedó “imputado de hecho” en la causa en la que se investigan las circunstancias.

Por otra parte, Marina Charpentier, madre de “Chano”, aseguró ante la prensa que su hijo es “una víctima” y que hace “20 años que pide ayuda” debido a su adicción.

”Acá no hay nadie contra nadie, no es la mamá contra la policía. Acá solo hay víctimas, una es mi hijo”, señaló la mujer, visiblemente conmocionada, en declaraciones realizadas en la puerta del Sanatorio Otamendi, en el barrio porteño de Recoleta.