Boca Juniors emitió un comunicado en el que asegura haber “recibido la notificación verbal por parte del presidente de la Liga Profesional de Fútbol (LPF), Marcelo Tinelli, de la suspensión del partido con Banfield”, programado para este sábado por la segunda fecha de la Primera División.

// Mira también: El comunicado de Boca tras la eliminación de la Copa Libertadores: “Fuimos perjudicados de forma alevosa”

El club adelanta que, en caso de jugarse, el plantel profesional “se hará los PCR de rigor e irá a disputar dicho partido”, pese al aislamiento de siete días que le indicó el Ministerio de Salud a su regreso de Brasil, donde disputó la Copa Libertadores.

“Tal como se ha informado al Ministerio de Salud en el día de ayer, en ningún momento se rompió la burbuja. Esto ha sido confirmado en un informe de Conmebol realizado por Frederico Nantes, director de Competiciones de Clubes, y a través de una carta firmada por el cónsul General Santiago Muñoz Martinez en Belo Horizonte”, aclara el comunicado con ambas notas adjuntas.

El comunicado de prensa de BocaCaptura Twitter

Y agrega: “El Club Atlético Boca Juniors informa que, atento a la situación de público conocimiento, hemos recibido la notificación verbal, por parte del presidente de la Liga Marcelo Hugo Tinelli, de la suspensión del partido que debíamos disputar ante Banfield el próximo sábado”.

Pese a lo publicado por el club “xeneize”, voceros de la LPF adelantaron a Télam que la Mesa Directiva de la entidad se reunirá este viernes para rechazar el pedido formal de Boca de suspender los partidos con Banfield, el sábado, y ante San Lorenzo, el martes.

Tinelli, que firmará esa decisión, “se comprometió a buscar una salida pero no a suspender los partidos”, avisó la misma fuente.

La LPF considera “inviable e improcedente” el pedido de Boca amparado en el artículo 29.2 del Reglamento de la LPG que señala: “Los clubes no podrán solicitar la suspensión de partidos por cuestiones vinculadas a la pandemia (Covid-19), salvo que las autoridades gubernamentales impidan la realización del mismo”.

La delegación de Boca, integrada por 24 futbolistas, quedó aislada en un hotel de Buenos Aires desde este miércoles y durante una semana, por disposición del Ministerio de Salud, por la ruptura de su burbuja sanitaria en Brasil durante los incidentes ocurridos tras el polémico partido con Atlético Mineiro que marcó su eliminación en los octavos de final de la Libertadores.

Boca debe visitar a Banfield este sábado a las 20:15 en un partido que ya tiene árbitro en viaje hacia Buenos Aires y operativo policial pago, confiaron desde la LPF.