“Banco de Bosques” es una ONG que desde hace 12 años se dedica a salvar bosques nativos en peligro a través de la compra de metros cuadrados, lograda a través de pequeñas y medianas donaciones. Este viernes, la organización confirmó que luego de cinco años se recaudó el dinero para salvar 104 hectáreas de la selva misionera Curvas del Urugua-i.

Emiliano Ezcurra, director de la ONG, anunció en diálogo con VíaPaís que a partir de ahora las donaciones ya se destinarán a la compra de una cuarta zona, que está ubicada también en Misiones, junto a la Reserva Natural Estricta San Antonio.

“Es una zona de la selva misionera muy rara porque tiene araucarias. Además allí hay especies emblemáticas como los tres tipos de tucanes, las ranitas de cristal”, explicó.

Ezcurra explicó cómo es el funcionamiento de la ONG: “Banco de Bosques inventó las donaciones georreferenciadas. Salimos a buscar bosques que están en peligro de ser eliminados y hablamos con los dueños. Cuando vemos los avisos clasificados de los dueños les decimos que queremos comprar sus bosques a partir de donaciones de gente de toda la Argentina, para que este bosque no lo compre aquel que le va a poner una topadora encima”.

Selva Misionera en la “Curva del Urugua-í”Web

“Usamos la plata directamente para comprar tierra. La gente puede caminar, tocar, oler, escuchar el bosque que salvó. La donación es tangible”, añadió.

La organización comenzó salvando una pequeña chacra en Misiones y luego una zona en Chaco. Ahora logró comprar Curvas del Urugua-i y continuará destinando sus donaciones para la zona que está junto a la Reserva Natural Estricta San Antonio.

Se está generando en la Argentina la opción de ser un pequeño donante de tierras para parques nacionales y reservas. Eso hasta el momento era algo que podían hacer grandes donantes o filántropos, pero no había un sistema que le permita a cualquiera ser un poco como ellos”, sostuvo.

Los montos para donar comienzan a partir de los 400 pesos. “Ahora se puede con muy poco dinero unirse a cientos de personas, donar para que pedacitos de nuestros país se unan para ser grandes áreas, que se salven para siempre, generen empleo local por el turismo y protejan la biodiversidad de nuestro país”, concluyó Ezcurra en diálogo con VíaPaís.