Al momento de cerrar el contrato por la provisión de vacunas, el laboratorio AstraZeneca se comprometió a entregar 13.913.000 dosis para junio de 2021.

El cronograma preliminar aceptado por el país puntualizaba el envío de 2.382.000 de dosis en marzo; 4.040.000 en abril; 4.040.000 en mayo; 3.451.000 en junio y 8.518.000 en julio. Según se observa en la documentación a la que accedió TN.com.ar, el acuerdo no se cumplió. Ahora, la investigación al respecto la lleva adelante el fiscal federal Guillermo Marijuán.

//Mirá también: Apuesta por China y combinación de dosis: el plan del Gobierno

Por su lado, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, declaró ante el fiscal que esa previsión de entrega “era tentativa o preliminar”. Sin embargo, luego mencionó que “se estableció para ser cumplido dentro del primer semestre 2021”, tal como lo establece la cláusula “6.1. Entrega”. “Esa es la ventana de provisión prevista por el laboratorio y aceptada por la Argentina”, agregó.

En decir, si bien AstraZeneca debía cumplir con 13.913.000 dosis en lo que va del año, solo llegaron al momento 7.057.900: el 50,73% de lo prometido.

Cuál era el plan

Aunque en el Gobierno destacan que el cronograma siempre “fue preliminar y que era tentativo”, otras fuentes oficiales coinciden en que la Casa Rosada “planificó buena parte de su campaña de vacunación creyendo en que iba a contar con estas dosis para marzo de 2021”.

De dos millones esperados para marzo, no llegó ninguno; de los cuatro millones para abril, tampoco; y de los 4.040.000 dosis que debían aterrizar en mayo, solo llegaron 843.600.

Así era el cronograma que debía cumplir el laboratorio (Foto: TN.com.ar)TN

Por su lado, en el corriente mes el objetivo era contar con 3.451.000 vacunas, y aparecieron 6.214.300. “El retraso provocó una mayor tardanza en la aplicación de dosis en grupos de riesgo y personas con comorbilidades”, admiten en Salud. El contrato es por un total de 22.400.000 dosis, de las que hasta el momento llegaron el 31.51%.

La investigación

En la causa a cargo de Marijuán se evalúa si el Estado nacional fue víctima de AstraZeneca: si la firma sabía que no iba a poder entregar las dosis acordadas e igualmente cerró el trato, cobrando por adelantado casi el 60% del convenio.

Este jueves, se llevó a cabo un allanamiento en las oficinas que la empresa tiene en Buenos Aires, pero no se habían nada: ni documentos, ni empelados, ni computadoras.

Según información que consta en la causa, la Argentina ya abonó el 55,68% del contrato a través de cuatro pagos. El primero con fecha del 18 de noviembre de 2020 por un total de 11.764.705 dólares debido a la firma del contrato. Un segundo realizado el mismo día por 6.179.168 dólares; un tercero por 26.032.110,09 dólares (12 de febrero de 2021) y un cuarto y último -hasta ahora- por 9.855.637 dólares. El contrato es por un total de 89.700.000 dólares.

Uno de los pagos realizados por Argentina (Foto: TN.com.ar)TN

Vizzotti aseguró en su declaración que se trató de un contrato de compraventa anticipado cuyos términos y condiciones se establecieron en 17 puntos, además de un anexo denominado “Cronograma Preliminar de Entrega”.

//Mirá también: Coronavirus: 40.000 turistas argentinos se encuentran en el exterior

“Tal como hice referencia varias veces en la presente exposición, la demora en las entregas de vacunas ha sido una situación constante para todos los productores (ya sea laboratorios privados o producción pública) y para todos los países adquirientes”, subrayó la funcionaria.

Entre las personas que se investigan aparecen Paz Reviriego, uno de los enlaces institucional de la firma con el Gobierno, quien se desempeña como “Legal Head South Cone” (jefa legal para el Cono Sur); Germán de La Llave, director de Acceso y Asuntos Gubernamentales; Agustín Lamas, gerente general de AstraZeneca; y Greg Mueller, que suscribió el contrato.