El presidente Alberto Fernández ratificó este miércoles que el Gobierno prevé comenzar con una vacunación masiva contra el Covid-19 entre fin de año y las primeras semanas de 2021, con la vacuna rusa Sputnik V.

Estamos trabajando en eso denodadamente. Tenemos que empezar por los que están en riesgo, como trabajadores de la salud y seguridad, e inmediatamente después a los adultos mayores y personas con enfermedades prevalentes”, dijo.

No obstante, aclaró que el Gobierno está apurado para “vacunar la mayor cantidad de gente posible” porque de ese modo si eventualmente llegara la “segunda ola” de la pandemia después del verano (como ocurrió en Europa), el país “debe estar preparado”.

Fernández precisó que está convocada para el próximo lunes 23 una nueva reunión del comité de vacunación, que será liderada por él. Participarán los ministerios de Salud, de Defensa, de Seguridad. “Es para poner en marcha la logística de vacunación”, expresó.

El mandatario dijo que el Gobierno está preparando la primera etapa del operativo de vacunación nacional para comenzar a aplicar las dosis “entre fines de diciembre y principios de enero”, pero aclaró que esto dependerá de que las vacunas terminen con la fase 3 de prueba en las que están.

Además señaló que luego se avanzará también en la cobertura contra el Covid-19 que está elaborando Pfizer y también con la que produce AstraZeneca, que se elaborará a granel en Argentina y se fraccionará en México.

Fernández desmintió haber afirmado que la campaña de vacunación vaya a comenzar recién en marzo, tal como publicaron algunos medios argentinos después de una entrevista ofrecida por él a un medio chileno.

No refleja en nada lo que efectivamente dije. Lo que me preguntaron era cuando iban a poder contar en Chile con la vacuna que se fabricará en Argentina”, afirmó el jefe de Estado en declaraciones al canal de noticias A24.

En ese plan de distribución elaborado por AstraZeneca, Argentina recibirá unas 4,5 millones de vacunas, lo que va a ser suficiente para vacunar a aproximadamente el 10% de la población del país. “Ese fue el comentario que hice, pero agregué que estamos trabajando con todos: Rusia, China, Pfizer y Moderna, con todos”, afirmó.

Pfizer –que este miércoles anunció que su vacuna contra el coronavirus elevó su eficacia al 95% y pedirá que la autoricen en los próximos días- se había comprometido a acercar la vacuna para unas 750.000 personas en diciembre, pero “ahora se demoró un poco esa entrega”.

Fernández dijo que era “demora” responde exclusivamente a cuestiones de protocolo y desarrollo de la vacuna. Pero aclaró que ahora Pfizer está pidiendo una autorización de emergencia, por lo que “es posible que su vacuna llegue finalmente en diciembre” a la Argentina.

“Estamos trabajando con Rusia para tener a fin de diciembre la vacuna y ahí empezar a vacunar en enero. Y a partir de marzo podremos contar con la vacuna de Astra Zeneca-Oxford y partir de allí tendremos entregas mensuales de este laboratorio”, dijo el Presidente.