En el marco de la pandemia de coronavirus que se vive a nivel mundial, este miércoles el presidente Alberto Fernández participó de la Cumbre Iberoamericana de Andorra y pidió promover “activamente un sistema efectivo de concesión de licencias” que reconozca “las patentes” de los fármacos contra el coronavirus pero que “garantice la oferta global de vacunas”.

//Mirá también: Encuestas: midieron las nuevas restricciones y su impacto en la política

Fueron un total de 22 los países invitados al encuentro, que se desarrolla bajo el lema “Innovación para el desarrollo sostenible - Objetivo 2030”. La sede de Andorra fue definida durante la XXVI Cumbre Iberoamericana de Antigua Guatemala y estaba prevista para noviembre de 2020 pero se pospuso por la crisis sanitaria.

Alberto Fernández en el encuentro virtual (Foto: Presidencia de la Nación)

“Los auspiciosos resultados alcanzados por la comunidad científica internacional en el desarrollo de vacunas y tratamientos del virus no se han distribuido de manera equitativa. La distribución universal de las vacunas tiene un rol clave en la recuperación post pandemia”, señaló Fernández.

El mandatario argentino habló de una “arquitectura para la justicia social de las vacunas” y se refirió explícitamente a la “iniciativa Covax” que, patrocinada por la Organización Mundial para la Salud, busca ser el motor de acceso de los fármacos contra la pandemia para países en desarrollo.

En ese sentido, dijo que Covax “aunque valiosa, es insuficiente y debe ser potenciada para superar las dificultades” que experimentan “en materia de abastecimiento países en desarrollo, de renta media y baja”.

// Mirá también: El Presidente pidió “entender la gravedad de la pandemia”, a pesar de “la negación de algunos”

“Se impone el perfeccionamiento de la arquitectura global de la salud, a través de la adopción de una resolución sobre la reforma del sistema de preparación y respuesta a emergencias de la Organización Mundial de la Salud. Tenemos que ser capaces de diseñar un verdadero tratado internacional sobre pandemias”, agregó.

Alberto Fernández habló de la deuda

En el contexto en el que Argentina se encuentra rediscutiendo su deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), Fernández dijo que “es imperativo que iniciativas de alivio de deuda y prórroga de la Iniciativa de Suspensión de Servicios de Deuda (DSSI) se extiendan a Países de Ingreso Medio con alta vulnerabilidad”.

Señaló también la necesidad de “nuevos horizontes de pago y tasas más flexibles, junto a una consideración de riesgo crediticio adaptada a las actuales circunstancias”.

“En materia de Derechos Especiales de Giro, se impone avanzar con el debate vigente en torno a una cesión de los mismos a los países en desarrollo, incorporando elementos de acción climática de los países beneficiarios, de tal manera que se establezca una relación virtuosa entre alivio financiero y cuidado ambiental”, aclaró.

Y dijo que “la contribución de América Latina y el Caribe, en materia de cambio climático y biodiversidad, debe ser reconocida por la comunidad internacional a partir de un decidido apoyo técnico y financiero”.

Necesitamos mecanismos financieros innovadores para fomentar el desarrollo sostenible, como los planes de pago eficientes y efectivos por servicios ambientales, de acuerdo a los enfoques nacionales”, sostuvo.

“Un canje de deuda por clima debería ser el mecanismo capaz de vincular a los procesos de pago de deuda con la acción climática”, remarcó.

Fernández, que inició su discurso citando a Juan Domingo Perón para señalar que Iberoamérica deberá afrontar la pandemia y sus consecuencias de manera “unida” o “dominada”, concluyó citando al papa Francisco y al pensador uruguayo Alberto Methol Ferré: “Si no nos integramos, seremos el ‘coro’ de la historia. Como ocurre en el teatro griego, donde el coro interviene sólo para comentar la gesta de los protagonistas”.

“No nos resignemos a ser comentaristas impotentes de la tragedia de una civilización que se derrumba. Seamos protagonistas unidos, solidarios y organizados, de una civilización que se reconstruye para integrar a todos y todas. Iberoamérica, iberoamericanas e iberoamericanos, es ahora o nunca”, apuntó el Presidente.

En forma virtual estuvieron los copríncipes de Andorra, compuesto por el presidente de Francia, Emmanuel Macron -como no es un país miembro solo participa como observador y el obispo de la diócesis Seo de Urgel, Joan Enric-Vives.

Junto a Alberto Fernández participarán los mandatarios de Bolivia, Luis Arce; de Chile, Sebastián Piñera; de Colombia, Iván Duque Márquez; de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada; de Cuba, Miguel Díaz-Canel; de Ecuador, Lenín Moreno; de El Salvador, Nayib Bukele; de España, Pedro Sánchez, y de Honduras, Juan Orlando Hernández.

Además, participarán los presidentes de Nicaragua, Daniel Ortega; de Panamá, Laurentino Cortizo; de Paraguay, Mario Abdo Benítez; de Portugal, Marcelo Rebelo de Souza; de Uruguay, Luis Lacalle Pou; y de Venezuela, Nicolás Maduro; mientras que faltan resolver los representantes de Brasil, México y Perú.

Con información de Télam.