El proyecto de legalización del aborto del Gobierno nacional se tratará en sesión en la Cámara de Diputados dentro de 15 días: el jueves 10 de diciembre.

Así lo acordaron este jueves los presidentes y vicepresidentes de las cuatro comisiones en que empezará a discutirse la iniciativa a partir del martes de la semana que viene.

Según pudo averiguar Vía País, ese día el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) empezará a ser debatido formalmente en el plenario de las comisiones de Legislación General (cabecera), Salud, Asuntos Penales y Mujeres, con la presencia de funcionarios del Gabinete de Alberto Fernández, de 10 a 13.

Ese mismo día y el miércoles, de 14 a 19, será el turno de escuchar a expositores a favor y en contra de la legalización del aborto, con exacta proporción para cada bando (verde y celeste) y con la misma cantidad de tiempo para cada invitado.

El jueves 3 y el viernes 4 será el tiempo de discusión entre los diputados que integran las cuatro comisiones.

Todas las reuniones del plenario de comisiones serán virtuales.

Con la sesión prevista para el jueves 10 de diciembre, ya en período de sesiones ordinarias (se espera el decreto presidencial de convocatoria, con la correspondiente inclusión de este proyecto en el anexo del temario de asuntos), la discusión del aborto legal ya no será como en 2018, con dos meses de reuniones con más de seis centenares de expositores, sino de apenas una semana con 50 invitados más funcionarios.

Además, en la misma sesión en que se discutirá la IVE se debatirá la otra iniciativa que el Gobierno nacional envió el mismo jueves 27 de noviembre al Congreso: el Plan de los 1.000 días, una ley para la atención y el cuidado de la salud durante el embarazo y la primera infancia.

Este proyecto se debatirá en otro plenario de comisiones, compuesto por Salud (cabeza) y Presupuesto y Hacienda, y también ya tiene fecha de dictamen: un día antes de IVE, el jueves 3 de diciembre.

Marcha a favor del aborto frente al CongresoClarín

Cómo están los números

De acuerdo con el conteo provisorio que realiza este medio, en Diputados el proyecto del Gobierno nacional que despenaliza y legaliza el aborto hasta la semana 14 de gestación inclusive sin causales está más cerca de obtener la media sanción que en el Senado, donde el panorama es complicado.

En Diputados el número mágico es 129 mientras que en el Senado es 37. Ambas cifras son la mitad más uno de los integrantes de cada cámara. Y como el proyecto no requiere mayorías especiales sino que se aprueba por mayoría simple, asegurándose esa cantidad de voluntades en ambos casos la ley sale. O se rechaza.

En Diputados, de acuerdo con el conteo de Vía País, se cuentan 122 votos afirmativos, pero deben contarse 121 porque el massista José Ignacio de Mendiguren, aunque ya votó a favor en 2018, ahora está de licencia porque se desempeña como presidente del banco público BICE.

Los celestes, en cambio, suman 108, y 27 son los indefinidos. Es decir que los verdes necesitan tan solo 8 voluntades para lograr el objetivo. Los celestes están más lejos: deben lograr convencer a 21 de los 27 indefinidos que voten en contra de la ley.

Pero en el Senado el panorama es desfavorable para el proyecto: hay 33 votos a favor, 35 en contra (con el tucumano José Alperovich, también de licencia, serían 36) y tres indefinidos.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.