Aparentemente alcoholizado, el actor discutió con su novia antes de dar el "sí" y al momento de pedir la separación.


En los últimos 25 años, Nicolas Cage estuvo casado cuatro veces. Ninguno de sus matrimonios terminó con desenlaces felices: algunos duraron más que otros que pasaron desapercibidos.

Tras casarse con la maquilladora Erika Koike el sábado pasado, el actor de 55 años solicitó este miércoles la anulación del compromiso apenas cuatro días después del evento que tuvo lugar en Las Vegas (los Estados Unidos).

¿Los motivos? Al momento de firmar, los dos estaban pasados de copas. De acuerdo con los registros judiciales obtenidos por la revista People, “Erika le sugirió a Nic que se casaran, él reaccionó por impulso y sin la capacidad de reconocer o comprender el impacto total de sus acciones”.

Y según trascendió, la pareja protagonizó un escándalo en una oficina de licencias matrimoniales. Algunos testigos afirmaron que Cage parecía estar “fuera de sí” y “probablemente muy borracho”.

Nicolas Cage y Erika Koike.

Aseguran que el actor llevaba una barba larga de varios días y un aspecto algo desliñado. Dicen que le alzó la voz a Koike y le gritó que su exnovio es un traficante de drogas y que ella le robaría todo su dinero.

Cage tenía ya un antecedente: su matrimonio fugaz de tres meses con Lisa Marie Presley fue uno de los más breves de Hollywood. 






Comentarios