El Gobierno solicitó informes sobre ambos a la Interpol. La ministra de Seguridad Patricia Bullrich destacó la "respuesta rápida" del Estado.


Los jóvenes iraníes detenidos esta semana en la Ciudad de Buenos Aires ingresaron a la Argentina el pasado 12 de marzo con pasaportes israelíes robados y adulterados. Clarín publicó una nota en la que dio detalles de los errores que cometieron, y por los cuales detectaron la falsedad de los documentos.

Los pasaportes israelíes número 31526354 y 31523592 a nombre de Netanel Toledano y Rivka Toledano (ambas identidades falsas), se encuentran registrados en la base de datos de Interpol como “robados”.

Sajjad Samiel Naseran ingresó como Netanel Toledano

Fuentes del equipo que investiga el caso señalaron al mencionado diario que los casos de pasaportes israelíes falsificados suelen no coincidir con el nombre y apellido de la persona en los campos del alfabeto latino, respecto del alfabeto hebreo. “La particularidad de este caso es que los nombres y apellidos coincidían, pero hay pequeños errores de ortografía en las palabras ‘apellido’ y ‘nombre’, y en la palabra Israel”, explicaron.

Por haber dejado pasar a Sajjad Samiel Naseran y Mashoreh Sabzali, funcionarios de Ezeiza fueron apartados de sus cargos y son investigados.

Los detalles:

Cómo detectaron que los pasaportes de los iraníes detenidos eran falsos (Foto: Clarín)

– La flecha roja señala la “R” en la palabra Israel; precisamente esa “R” no es tal letra, es una “N” final.

– En el óvalo rojo se señalan las palabras “Shem Hamishpajá” (apellido). En Lugar de la letra “P2” hebrea, se lee un signo que no corresponde a ninguna letra del alfabeto.

– En el cuadrado rojo, se ve en “Shem Pratí” (nombre) una “h” (hain) en lugar de la “P”.






Comentarios