Los fiscales holandeses indicaron que el tiroteo en un tranvía en el centro de la ciudad de Utrecht, que causó tres muertos y siete heridos, sería un acto de terrorismo.


Los investigadores consideran “seriamente” la pista terrorista en el ataque de Utrecht que causó tres muertos en un tranvía, pese a no encontrar “ningún vínculo” entre el principal sospechoso de origen turco y las víctimas.

“En este momento se considera seriamente un móvil terrorista”, indicaron en un comunicado conjunto, la fiscalía y la policía holandesa, que detuvo a tres personas.

Conferencia de prensa del alcalde de Utrecht, Jan van Zanen

Los investigadores explicaron que hallaron una carta en el coche del principal sospechoso, Gokmen Tanis, de 37 años nacido en Turquía, que acreditan esa hipótesis.

Gokmen Tanis fue detenido el 18 de marzo, luego de una búsqueda y persecusión de ocho horas. Durante el arresto se confiscó un arma de fuego, precisaron los investigadores.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, afirmó que no podía “excluir” otras pistas que un móvil terrorista, en particular una pelea familiar.

“Hay muchas preguntas y rumores”, dijo en conferencia de prensa en La Haya. “Cuál es el móvil, terrorista u otro, aún no lo sabemos, pero no podemos excluir nada”, agregó.

Trabajo de la policía forenze en el tranvía atacado en Utrecht

“Los otros móviles no se excluyeron, están siendo investigados“, indicaron el martes la fiscalía y la policía.

Otras dos personas, de 23 y 27 años, seguían demoradas tras su arresto del día del atentado. No se dieron precisiones sobre su grado de implicación, si la hay.

Esta mañana, los habitantes de esta ciudad unos 350.000 habitantes, la cuarta del país, comenzaron a colocar flores en los lugares del drama en homenaje de a las víctimas.

Así buscaba la policía al ciudadano turco sospechoso del ataque en Holanda

La matanza dejó tres muertos y cinco heridos de los cuales tres de gravedad. Las personas fallecidas, una mujer de 19 años y dos hombres de 28 y 49 años, son originarios de la provincia de Utrecht.

Las banderas fueron izadas a media asta en numerosos edificios públicos del país. Mark Rutte presidió una reunión de gabinete sobre el ataque. La seguridad pública se encuentra amenazada la víspera de importantes elecciones provinciales.

El nivel de amenaza fue elevado al máximo en Utrecht luego del ataque y rebajado tras el arresto de Gokmen Tanis.

El presidente Recep Tayyip Erdogan dijo que los servicios de inteligencia están “juntando informaciones” sobre el que la justicia holandesa considera como el principal sospechoso, que ya tiene antecedentes.

“Algunos dicen que es un diferendo familiar, otros dicen que es un acto terrorista“, dijo Erdogan en una entrevista con el canal Ulke TV.

Según la televisión holandesa NOS, Gokmen Tanis compareció hace dos semanas en un tribunal holandés por un caso de violación.

Algunos miembros de su familia tendrían vínculos con grupos musulmanes radicales, pero, precisó NOS, Tanis es conocido por su comportamiento impredecible desde que se separó de su mujer hace dos años.

El sospechoso fue arrestado después de una cacería de horas de duración que casi paralizó la cuarta ciudad más grande de Holanda y causó conmoción en todo el país.

Las autoridades dijeron que Tanis tiene un largo historial penal en Holanda que incluye una variedad de delitos pero no dieron detalles.

Los disparos en el tranvía ocurrieron pocos días después de que 50 personas murieran cuando un inmigrante australiano, que detestaba a los inmigrantes, abrió fuego en dos mezquitas de Christchurch, Nueva Zelanda, durante las oraciones del viernes. No hay indicios de que exista una relación entre ambos acontecimientos.






Comentarios