El ministro de Justicia dijo que el juez actuó de forma "extraña" y que se montó "un show político en un año electoral".


El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, defendió el pedido de juicio político que hizo su ministerio contra Alejo Ramos Padilla, y afirmó que la causa que investiga el juez federal de Dolores no perturba al gobierno.

“El presidente no dijo ningún exabrupto”, opinó Garavano en relación a las palabras de Mauricio Macri el domingo, cuando afirmó que Ramos Padilla no es un juez ecuánime y que espera que el Consejo de la Magistratura “evalúe destituirlo”.

El presidente “condujo por la vía institucional las quejas que tiene sobre el funcionamiento de un juez. Una cosa es cuando uno ataca personalmente y otra cosa es pedir al Consejo de la Magistratura que investiguen si algo está bien o mal. Eso es lo que hemos hecho”, se defendió Garavano este lunes en declaraciones radiales.

Por otro lado, el titular de la cartera de Justicia afirmó que no “perturba” al gobierno la investigación que lidera Ramos Padilla sobre una presunta asociación ilícita y extorsiones que involucra a Carlos Stornelli, uno de los fiscales de la causa de los cuadernos. “Se nos quiere involucrar en una causa en la que no tenemos ninguna vinculación y se hace con un show político en un año electoral”, denunció.

Para Garavano, “es extraño” que un juez vaya al Congreso y haga “presentaciones extrañas y pedidos extraños que no siguen lo que marca la ley”, y enumeró los elementos a partir de los cuales creen que tuvo un mal desempeño.

Precisó, entre otras cuestiones, que el magistrado “hace un pedido en colaboración con un programa de Verdad y Justicia, que depende del Ministerio de Justicia, que colabora con los delitos de lesa humanidad, en vez de requerir a los dos programas de Asistencia a las víctimas y de Protección de testigos, a ninguno hizo requerimiento”.

También mencionó dos notas presentadas por los diputados del Frente para la Victoria-PJ, Agustín Rossi y Leopoldo Moreau, “quienes cuestionan la actuación del Ministerio [de Justicia] señalando que no se le prestaba a Ramos Padilla la colaboración que él no había solicitado”. En ese sentido, Garavano sostuvo que “entendimos que había una intencionalidad política y no una situación de colaboración”.

Por otro lado, el ministro señaló que los jueces no son fiscales. “Los jueces no tienen por tarea investigar, ellos deben garantizar las garantías del proceso. El que debe investigar es el fiscal y si un fiscal no hace bien su tarea, [el juez] lo debe denunciar y pedir que se investiguen los hechos. No es el juez el que debe liderar las investigaciones, porque si lo hace, ¿qué derecho le queda a los imputados?”, cuestionó.

Por otro lado, Garavano cuestionó la presentación de Ramos Padilla en la comisión de Libertad de Expresión de la Cámara baja, que conduce Moreau, y no en la bicameral de Organismos y Actividades de Inteligencia, al sostener que allí “es donde debe ir para denunciar espionaje, que se conduzca con seriedad”.






Comentarios