Fuentes diplomáticas confirmaron que el operativo comenzó durante esta madrugada, pero no se lograron los resultados esperados. Las condiciones climáticas adversas complican los procedimientos. 


Luego de que las familias de Emiliano Sala y el piloto británico David Ibbotson autorizaran a reflotar el avión hundido, este martes falló el primer intento por recuperar el cuerpo hallado entre los restos que aparecieron en las profundidades del Canal de la Mancha. 

Según informa el diario Clarín, la agencia británica investigadora de accidentes aéreos (AAIB, por sus siglas en inglés), realizó un primer operativo en la madrugada de este martes pero no se consiguieron los resultados esperados. No obstante, se inició otra acción durante esta mañana y, si las condiciones climáticas lo permiten, podría culimnar durante el día de hoy. 

Falló el primer intento para recuperar el cuerpo hallado entre los restos del avión que transportaba a Emiliano Sala rumbo a Cardiff. Twitter/askomartin

El citado medio asegura que en el área de búsqueda hay corrientes extremas y el procedimiento se debería hacer, al menos, con baja marea por la seguridad de los buzos, quienes trabajan a 63 metros de profunidad para rescatar el cadáver avistado. 

Fuentes diplomáticas consultadas por el mencionado periódico precisaron que “la AAIB quien está a cargo de la operación”. En cuanto a los pasos a seguir, primero rescatarán los cuerpos y luego se decidirá si se eleva o no a la superficie el avión.

EFE/ AAIB

Como ya se sabe públicamente, la aeronave y su correspondiente pericia serán clave en la batalla judicial que se iniciará inmediatamente después del informe de la AAIB, ente autártico que no depende del estado británico ni cuenta con fondos propios.

Localización de la zona donde se encuentran los restos del avión de Emiliano Sala a 67 m de profundidad – AFP / AFP

Otro dato destacable es que este martes culmina el contrato de la AAIB con el barco Geo Ocean III, operado por el ministerio de Defensa británico y desde donde se está lanzando el rescate de los cuerpos.

Los expertos, en tanto, creen que al no romperse el avión, el piloto y Sala podrían estar en sus asientos, atados con el cinturón de seguridad.






Comentarios