Claire tiene 33 años y es una corredora muy disciplinada. Sus recorridos, sin embargo, son algo polémicos. Como muestra en su cuenta de Instagram, su debilidad es recorrer caminos con forma de pene, y ya acumula varios en su haber.

La mujer vive en Nueva Jersey y fue de casualidad que descubrió esta afición. Una vez, mientras visitaba a su hermano en Kansas, salió a correr y se extravió. Cuando consultó su GPS para ver el camino que había recorrido, vio que en la pantalla se dibujaba un enorme miembro masculino.

Esa primera vez fue pura casualidad: Claire no tenía intención de recorrer un falo, pero sin quererlo lo había hecho. Fue entonces que tuvo una gran idea.

Claire comenzó a diagramar sus rutas de ejercicio para que tuvieran la forma de un pene, de varios tamaños y particularidades. De a poco la mujer fue acumulando más y más rutas en su cuenta de Instagram, que se hacía cada vez más popular.

"Me encanta buscar rutas que parezcan un pene. Correr es mi deporte favorito y dibujar falos enormes es, simplemente, un bono extra", admite la corredora.