Una familiar tipo requirió de $25.493,80 para no caer por debajo de la línea de la pobreza.


El precio de la canasta básica total (CBT), que además de alimentos reúne una cantidad mínima de indumentaria y servicios, aumentó durante el 2018 un 52,9% por lo que una familia tipo requirió de $25.493,80 para no caer por debajo de la línea de la pobreza, según informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En tanto, el precio de la canasta básica alimentaria (CBA) aumentó 53,5% durante el año anterior, por lo que la misma familia requirió de $10.197,53 para comprar la cantidad mínima de comida y no caer por debajo de la línea de la indigencia.

Solo en diciembre, el costo de la canasta básica alimentaria aumentó 0,7% mientras que el de la total se incremento en 1,1%.

El Indec informará el 28 de marzo los índices de pobreza e indigencia a partir de los valores del segundo semestre.

Con los valores de la canasta básica total el Indec elaborará la medición del Índice de la pobreza, entendida ésta como las personas cuyos ingresos no alcanzan para comprar un mínimo de indumentaria y el pago de servicios, además de alimentos.

En tanto que con los valores de la canasta básica alimentaria se confecciona el Índice de indigencia, que comprende a aquellas personas cuyos ingresos ni siquiera alcanzan para comprar la cantidad indispensable de comida para la subsistencia.

A finales de diciembre, el Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina informó que en su medición para el tercer trimestre, el índice de pobreza aumentó al 33,6% desde el 28,2% de julio-septiembre del 2017.

Sin embargo la indigencia se mantuvo casi sin variantes, aumentó sólo 0,4 puntos porcentuales, a 6,1%.

El Indec informó que en el primer semestre del año, el índice de pobreza alcanzaba al 27,3% de las personas, dentro de las cuales 4,9% eran indigentes.






Comentarios