"Peque" cayó por 5-7, 6-3, 7-5 y 6-4, y se quedó con las ganas de alcanzar los octavos de final del certamen por segundo año consecutivo. 


Diego Schwartzman (16) fue el último argentino en despedirse del Australian Open 2019, tras perder este jueves por la noche con el checo Tomas Berdych (57) por 5-7, 6-3, 7-5 y 6-4 en un encuentro de la tercera ronda, que se disputó por espacio de tres horas en el Melbourne Arena.

El tenista porteño sucumbió ante un rival que fue de menor a mayor en el partido para confirmar su regreso al circuito con un notable nivel, después de alcanzar la final del torneo de Doha (Qatar).

REUTERS/Kim Kyung-Hoon

Berdych, de 33 años, ausente en el segundo semestre 2018 por una lesión en la espalda, desplegó un tenis contundente a partir de su servicio certero, que apenas cedió una vez en todo el match, y un frondoso repertorio de tiros ganadores.

(AP Photo/Aaron Favila)

El ex número 4 del mundo dominó el juego con una postura agresiva y obligó al argentino a defender muy desde el fondo de la cancha.

Schwartzman jugó un buen partido pero se quedó sin opciones frente a un rival que ya había eliminado al decimotercer preclasificado, el británico Kyle Edmund, en la ronda inicial.

Con esta derrota, el “Peque” no pudo igualar la actuación del año pasado, que fue su mejor presentación en el Melbourne Park, con su arribo a los octavos de final, instancia en la que cayó con el español Rafael Nadal (1).

REUTERS/Kim Kyung-Hoon

El argentino había eliminado en las fases previas al alemán Rudolf Molleker, proveniente de la clasificación, y al estadounidense Denis Kudla.

Berdych, semifinalista del Abierto de Australia 2014 y 2015, jugará en octavos de final ante el mismísimo Nadal, quien superó el australiano Alex de Minaur por 6-1, 6-2 y 6-4.






Comentarios