El Gobierno y la Superliga firmaron este viernes un convenio por el que se identificará a todas las personas que entren a un estadio de fútbol a través del nuevo "pasaporte del hincha", un padrón que se implementará a mediados de 2019, anunció la ministra de Seguridad Patricia Bullrich.

Se trata de una medida que supone un paso más del programa "Tribuna Segura", que comenzó en 2016. Según las declaraciones de Bullrich en conferencia de prensa, tiene como objetivo que "el fútbol argentino sea un lugar de deporte y no de violencia".

Para concretar este "pasaporte del hincha", el presidente de la Superliga, Mariano Elizondo, dijo que se fijaron en las actuaciones de otros países en deportes como el básquet y el fútbol americano y contaron con el apoyo de La Liga española, con su director de Seguridad, Florentino Villabona, presente en Buenos Aires.

"Tenemos que saber quién es el que está dentro del estadio", afirmó Elizondo, quien opinó que esta iniciativa contribuirá a "bajar mucho los niveles de conflictividad".

Bullrich aseguró que su punto de inflexión fue el Mundial de Rusia, donde los aficionados disponían de un "Fan ID" con el que entraban en los partidos.

"La identificación temprana permite una herramienta más para saber quiénes están en los estadio y avanzar a tener hinchas seguros", dijo la titular de la cartera de Seguridad.

Este anuncio se produce semanas después de los incidentes que llevaron a la suspensión del partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River y Boca, después de que varios seguidores millonarios lanzaran piedras contra el micro xeneize de Boca, que provocaron heridas a algunos futbolistas.

La Cámara de Diputados tiene previsto debatir en los próximos días la nueva ley contra los barras propuesta por el Gobierno, pero en caso de que se votara y consiguiera media sanción, todavía debería ser tratada en el Senado.