No será el anfitrión de la próxima gala, luego de que salieran a la luz viejos posteos suyos en la red social.


El actor y comediante estadounidense Kevin Hart, quien hace 48 horas había sido anunciado como presentador en los Oscar de la Academia de Cine de Hollywood, renunció como anfitrión de la próxima gala, tras una polémica generada por unos tuits antiguos suyos de contenido homofóbico.

Hart anunció su decisión a través de la misma cuenta en la red social del pajarito: “He tomado la decisión de renunciar a presentar los Oscar este año… Esto es porque no quiero ser una distracción en una noche que debería ser celebrada por tantos artistas talentosos e increíbles. Me disculpo sinceramente con la comunidad LGBTQ por mis palabras insensibles del pasado”.

“Lamento haber lastimado a la gente… Estoy evolucionando y quiero seguir haciéndolo. Mi meta es unir a la gente y no dividirla. Mucho amor y agradecimiento a la Academia. Espero que nos encontremos de nuevo”, finalizó en un segundo mensaje.

La decisión del actor se dio en el marco de una fuerte polémica disparada en redes sociales y medios de comunicación estadounidenses por tuits que publicó entre 2009 y 2011, y que tan pronto como fue designado maestro de ceremonias para los Oscar que se entregarán el próximo 24 de febrero salieron nuevamente a la superficie.

¡Acabo de ver al gay más grande de la historia! Este tipo parecía Hulk Hogan con tacones. ¡No puedo mentir, me asustó!”, escribió en uno, en tanto que en otro aseguraba que impediría a su hijo jugar con casas de muñecas porque “eso es gay”.

Los internautas también recuperaron otros tuits en los que utilizaba el equivalente en inglés de la palabra “maricón” como insulto.

La primera reacción de Hart a medida que crecía la polémica, sin embargo, había sido la publicación de dos videos en su cuenta de Instagram en los que no pedía disculpas pero afirmaba que tiene “casi cuarenta años” y que “la gente cambia”.

Hart, quien se encuentra en Sydney, Australia, con la gira mundial de su espectáculo de stand up, afirmó que había sido contactado por responsables de la Academia de Hollywood para que se disculpara o tendrían que cambiar de presentador, pero finalmente él mismo decidió renunciar.

La Academia, cuyas ceremonias han tomado en los últimos años un tono más político, con causas como la discriminación hacia los afroamericanos o el escándalo #metoo de abusos sexuales contra las mujeres de la industria, aún no comunicó quién será el reemplazante de Hart.






Comentarios