Este martes, la ministra de seguridad Patricia Bullrich firmó la reglamentación del uso de armas eléctricas no letales de parte de las fuerzas de seguridad. Se trata de las pistolas Taser, armas de electroshock diseñadas para inmovilizar un objetivo.

A través de la resolución 395/2019, publicada en el Boletín Oficial, se instruye a los titulares de la Policía Federal, de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, de la Prefectura Naval y de Gendarmería Nacional "a que procedan a la inmediata implementación de cursos de capacitación específica".​

​La Taser fue diseñada por John H. Cover, piloto de bombardero durante la Segunda Guerra Mundial, y su uso es cuestionado por entidades de Derechos Humanos.

Este tipo de armas es utilizado en países como Alemania, Arabia Saudita, Canadá, Noruega, Polonia, Reino Unido, Turquía, Costa Rica, República Dominicana, Guatemala, Honduras, Panamá, Ecuador, Chile, Colombia, Brasil y Bolivia, entre otros.