El fanático saltó desde la platea al campo de juego para saludar a sus ídolos.


Todo transcurría con cierta normalidad en el comienzo del entrenamiento a puertas abiertas de Boca en La Bombonera, en la previa de la Superfinal de América, cuando de repente un hincha invadió el campo de juego.

El fanático​ saltó desde la platea con el objetivo de saludar a sus ídolos y la policía fue corriendo a interceptarlo.

Antes de que lo saquen a la fuerza, Carlos Tevez se acercó, lo abrazó y le regaló su remera de entrenamiento. El hincha, a cambio, le dio su gorra y abrazó al resto del plantel.

Mirá el video:




Comentarios