En tiempos en los que la cuestión de género ha tomado mayor trascendencia, te proponemos que conozcas la historia de la disidencia gramatical que creció en los últimos años. 


Ya dejó de sonar extraño la utilización del @, la e o la x para referirse al género no binario (personas que no son hombre ni mujer). Sin embargo, el principal uso del lenguaje no sexista es como neutro genérico (la función que tradicionalmente asumió el masculino, como cuando decimos “nosotros” para referirnos a un grupo mixto).

Activistas se manifiestan en las inmediaciones del Congreso argentino durante la última marcha del 8M por el Día de la Mujer. EFE/David Fernández

Pero, ¿de dónde surgió esta iniciativa? Tod@s, elle, nosotrxs, tú mismepor citar algunos ejemplos, se popularizaron en el último tiempo con el fin de darle batalla a una de las grandes fallas lingüísticas activas del idioma español.

Si bien estas fórmulas gramaticales aún no fueron aceptadas por la Real Academia Española (RAE), se intenta reemplazar la “o” y la “a” de las palabras cotidianas como “todos” o “nosotros” para elaborar un término común que represente tanto a hombres como a mujeres por igual.

“Nuestra representación del mundo se encuentra condicionada por límites que pone el lenguaje”, indicó a Télam Florencia Abbate, escritora que integró la primera comisión que preparó la marcha de #NiUnaMenos en 2015.

Estos “innovadores” términos suelen verse en carteles o pancartas durante las distintas marchas feministas que se dan en el mundo, o más puntualmente en la del 8M.

Lo que no se nombra no existe. Esto, trasladado al género, implica que el hecho de que las mujeres no tengan una representación simbólica en la lengua contribuye a su invisibilización. De ahí la necesidad, a fin de lograr el objetivo de la igualdad entre sexos, de hacer un uso del lenguaje que represente a las mujeres y a los hombres y que nombre sus experiencias de forma equilibrada”, sostienen desde el portal Mujeres en Red en su artículo “¿Porqué es importante utilizar lenguaje no sexista?“. 

Y vos, ¿qué opinás al respecto de la utilización del lenguaje no sexista?




Comentarios