"El Loco César", un capo narco peruano de la villa 31 que purga condena a 25 años de prisión en la cárcel de Devoto, ocultaba en su celda nueve teléfonos celulares activos, con los cuales habría dirigido hechos delictivos.

Así lo informó hoy la Policía Bonaerense y puntualizó que el hallazgo fue concretado por efectivos de esa fuerza de seguridad al allanar la celda que ocupa César Morán de la Cruz.

El operativo realizado en la Unidad 2 del Servicio Penitenciario Federal tuvo lugar en el pabellón número 5 de la planta baja, celda número 10, donde "se secuestraron 9 celulares, gran cantidad de tarjetas SIM de diferentes empresas telefónicas, cargadores y auriculares" en el doble fondo de un armario.

Se presume que algunas de ellas se utilizaron para efectuar los llamados organizativos para 'encargar' el homicidio de María Belén Peralta, asesinada por error, el 6 de julio último a tiros en su casa, ubicada en Alta Gracia al 3400 de La Reja, partido de Moreno, por tres sicarios a quienes Morán de la Cruz había contratado para que mataran a otra mujer.

El comunicado puntualizó que, desde Devoto, "El Loco César" mandó a matar a la mujer porque le habría presentado un hombre a su pareja, pero como ambas mujeres se llamaban María los sicarios se confundieron de vivienda y asesinaron de cuatro disparos a Peralta e hirieron a su novio.