El presidente de la Nación, Alberto Fernández, se refirió este martes a la vacuna contra el coronavirus que Argentina le comprará a Rusia y sostuvo que siente que "estamos más cerca de encontrar la solución al problema de la pandemia".

Al inaugurar obras del edificio del Departamento Judicial Avellaneda/Lanús, el jefe de Estado dijo que el Gobierno "no le pregunta a nadie qué ideología tiene la vacuna; sólo si salva vidas".

"Parece que alguno no se enteró que se terminó la Guerra Fría. Nos meten en una discusión que no nos importa", agregó Fernández durante el acto, en el que estuvo acompañado por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro y el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi.

El mandatario dijo que la "normalidad" que conocía antes de la pandemia no le gustaba, y afirmó que, luego de que llegue la vacuna y se supere esta situación, habrá "otra normalidad, que nos incluya a todos".

"Una normalidad donde cada uno pueda desarrollarse, donde los argentinos tengamos trabajo y los empresarios inviertan y ganen; una normalidad donde el Estado de derecho se respete", subrayó.

En tanto, Fernández destacó que con la llegada de la vacuna "el horizonte empieza verse y tenemos que ser optimistas".

"Solo pensar en cómo vamos a vacunar a los argentinos en cualquier rincón del país es algo que nos alienta. Nunca estuvimos tan cerca de ponerle fin a la enfermedad", agregó.

Sputnik V

Argentina comprará unas 25 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra el Covid-19 con el objetivo de que las mismas lleguen entre diciembre y enero.

La vacuna Sputnik V superó exitosamente las fases 1 y 2 y actualmente está en las pruebas de fase 3.