Miguel Ángel Pichetto aseguró que "en la toma en Entre Ríos hubo convalidación del Gobierno" al criticar las usurpaciones de tierras e indicar que hubo participación de funcionarios nacionales. El Auditor General de la Nación también viajó a Entre Ríos para apoyar a la familia Etchevehere.

En diálogo con la prensa, el funcionario criticó al dirigente social Juan Grabois, al que calificó como "un verdadero problema para la Argentina".

“Es gravísimo lo que está ocurriendo aquí en Entre Ríos, incluso con la convalidación del Gobierno nacional, con participación de funcionarios que han estado aquí, algunos se han retirado, algunos con cargos importantes en el área de Justicia. Hoy me informan que se fue un vehículo propiedad de la Dirección de Cultura de la provincia de Entre Ríos y nos llama la atención el silencio del gobierno provincial”, dijo Pichetto.

Asimismo, tildó de "bochornoso" el fallo del anterior juez de la causa Rafael Flores, quien no hizo lugar al pedido de desalojo y fue recusado por la familia Etchevehere.

En ese sentido, manifestó que “habría instancias de revisión y de juicio político al magistrado, porque además es un fallo convalidante de la usurpación”. Y expresó que aguarda que la actual magistrada del expediente María Carolina Castagno “pueda solucionar este tema correctamente”.

Al referirse a Grabois, Pichetto señaló que las usurpaciones tienen “una conducción y un liderazgo en la figura de Juan Grabois, que es un verdadero problema para la Argentina”.

“Su visión guevarista y esta idea estúpida de la reforma agraria afectan a un sector que hace a la economía más vital del país”, planteó sobre el pensamiento del líder de la CTEP.