Como parte de la reactivación económica que impulsa el Gobierno Nacional, se creó un programa de asistencia financiera para proyectos de economía del conocimiento. La decisión se publicó este jueves en el Boletín Oficial.

El programa "Producción Colaborativa de Economía del Conocimiento" habilita el acceso a créditos a tasas bonificadas por hasta $100 millones y aportes no reembolsables de hasta$ 24 millones para proyectos innovadores, colectivos y colaborativos que "combinen al menos dos actividades de la economía del conocimiento".

REGLAMENTO OPERATIVO "PROGRAMA PRODUCCIÓN COLABORATIVA DE ECONOMÍA DEL CONOCIMIENTO" by Via País on Scribd

Los rubros incluidos en la iniciativa son: desarrollo de software, big data, nanotecnología, ingeniería satelital, inteligencia artificial e impresión 3D.​

Según el texto de la norma, la economía del conocimiento es "un eje clave del sistema productivo actual e impulsora de productos y servicios innovadores capaces de hacer frente a las consecuencias económicas y que permitan reactivar la economía".​

Podrán acceder a estos créditos personas jurídicas privadas, públicas, mixtas y a instituciones públicas, con proyectos en una fase avanzada de su desarrollo y con la perspectiva de obtener resultados a corto plazo.

Economía del Conocimiento

Uno de los requisitos para los proyectos es que entrecrucen dos de las siguientes actividades:

  • Software y servicios informáticos y digitales;
  • Producción y postproducción audiovisual;
  • Biotecnología, bioeconomía, biología, bioquímica, microbiología, bioinformática, biología molecular, neurotecnología e ingeniería genética, geoingeniería;
  • Servicios geológicos y de prospección y servicios relacionados con la electrónica y las comunicaciones;
  • Nanotecnología y nanociencia;
  • Industria aeroespacial y satelital;
  • Ingeniería para la industria nuclear;
  • Fabricación, puesta a punto, mantenimiento e introducción de bienes y servicios orientados a soluciones de automatización en la producción, que utilicen tecnología 4.0.

La iniciativa que resulte de la combinación de esas actividades deberá cumplir con algunos objetivos como, entre otros: generar prototipos, productos o servicios innovadores para consumo final y para procesos industriales intermedios; implementar cambios tecnológicos para escalar la producción en el corto plazo; o generar plataformas tecnológicas que permitan procesar información u otros servicios orientados al sistema productivo.

Los proyectos que avancen podrán acceder a tasa de créditos subsidiadas para cubrir al menos el 30% del costo de la iniciativa, con un tope de $100 millones (es decir, hasta $ 50 millones por integrante).

Según informa Clarín, la bonificación de la tasa será de "hasta 25% de la tasa de interés nominal prevista en los créditos vigentes en pesos, con un límite inferior de 15% en la tasa anual".

Los créditos serán para la compra de bienes de capital de producción local (se habilitará la importación si no hay fabricación nacional) insumos, materias primas y servicios profesionales; y prefinanciación de exportaciones.

Además, los proyectos podrán recibir aportes no reembolsables de hasta $ 24 millones para cubrir la adquisición de activos fijos y de activos intangibles, gastos vinculados ensayos de control, gastos de certificaciones y habilitaciones y a capacitación y reentrenamiento de recursos humanos.

Las personas jurídicas interesadas deberán realizar una presentación a través de la plataforma "Trámites a Distancia". Hay tiempo hasta el 24 de noviembre o hasta que se agote el presupuesto destinado al programa.