La pandemia incrementó el porcentaje de futbolistas que abandonaron la competencia argentina.


Desde que en Argentina comenzó el aislamiento obligatorio por la pandemia de coronavirus, el regreso del deporte fue una incógnita, y más aún con las múltiples extensiones de la cuarentena.

Mientras tanto, otros países reactivaron la práctica deportiva y volvieron a jugarse las ligas de fútbol profesional, aunque sin público. En Argentina, la Primera División vuelve este 30 de octubre, después de siete meses.

Pero muchos futbolistas estarán ausentes. Es que entre marzo y octubre, casi un centenar de los jugadores que actuaron en la última Superliga se fueron del país. En total son 97, aunque pueden ser más, porque el fútbol brasileño aún tiene el libro de pases abierto.

Emanuel Reynoso en el Minnesota United (Peter Aiken-USA TODAY)

Lucas Martínez Quarta a la Fiorentina, Adolfo Gaich al CSKA de Moscú, Juan Fernando Quintero al Shenzhen de China, Emanuel Reynoso al Minnesota United, Matías Zaracho al Atlético Mineiro o Lucas Robertone al Almería son algunas de las ventas millonarias más destacadas.

En comparación con temporadas anteriores, hubo un leve crecimiento del éxodo, tal como asegura Clarín. Los 97 jugadores que se fueron representan el 12,3% de los que actuaron en los 24 equipos de la Superliga 2019/20, cuatro puntos más que en el receso anterior.

Entre la finalización de la Superliga 2018/19 y el arranque de la siguiente, 76 de los 932 jugadores de los equipos de Primera se fueron al exterior, un 8,1%. Y en la temporada 2017/18 se fue un 9%.

​La diferencia no es significativa, pero marca una tendencia.


En esta nota:

Deportes Fútbol


Comentarios